«Su permanencia en el cargo es una invitación a matar, sobar y extorsionar con impunidad», asegura diputado  

El presidente de la Comisión de Seguridad Pública del Congreso local, Ricardo Mejía Berdeja pidió la renuncia del titular de la Fiscalía General del Estado (FGE) Javier Olea Peláez, ya que sostuvo, la permanencia de dicho funcionario es una invitación para delinquir sin que haya consecuencias por ello.

Durante la sesión del martes, el representante popular utilizó la tribuna para solicitar que haya una investigación a fondo, que permita esclarecer el asesinato de quien fuera candidato del Movimiento Ciudadano (MC) en el municipio de Quechultenango, Armando Arturo López Solano.

Recordó que lo mismo sucedió en el caso de Ajuchitlán del Progreso, en la Tierra Caliente del estado, en donde el ex candidato a la alcaldía y actual dirigente del Comité Municipal, Angel Vergara Chamú fue ejecutado a balazos.

En ninguno de los casos hay avances importantes, por eso el legislador anotó: “Mientras Javier Olea Peláez siga en la Fiscalía General del Estado, es una invitación abierta para seguir asesinando, robando, extorsionando, violando y secuestrando porque no pasa absolutamente nada”, aseveró.

Por esa razón insistió en la necesidad de que Olea Peláez renuncie al cargo, al menos como una forma de restituir un poco la imagen del Ministerio Público en el estado de Guerrero, que actualmente está sumamente desacreditado.      

Pese a los señalamiento en contra del titular de la FGE, el legislador consideró importante insistir en la necesidad de que los casos que reclama se esclarezca, para que no prevalezca en los delincuentes la percepción de que en Guerrero pueden operar con absoluta impunidad.

Deja tu opinión