El ex presidente del Comité Ejecutivo Estatal (CEE) del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Guerrero, Celestino Cesáreo Guzmán, tomó protesta este martes como Senador de la República.

En tribuna, al rendir protesta en sesión plenaria, el perredista pidió el apoyo de la federación para revertir el grave problema de violencia en la entidad.

“Guerrero, mi estado vive momentos difíciles, la gente vive en el temor; los empresarios optan por armarse, las comunidades por la autodefensa; los cadáveres se acumulan, frente a esta emergencia, es urgente el apoyo de la Federación a Guerrero”, explicó.

En su discurso, se catalogó como un senador «congruente» con el pensamiento de izquierda, la cual «honra sus principios».

Cesáreo Guzmán asumió la titularidad en el Senado, luego de que su ex compañero de partido Armando Ríos Piter, pidió licencia por tiempo indefinido para buscar la candidatura a la presidencia de México por la vía independiente.

El día sábado, el Noveno Consejo Estatal del PRD aprobó la renuncia a la presidencia del partido del sol azteca quien argumentó “motivos personales” para dejar el cargo.

Ese mismo día, por acuerdos entre los grupos políticos internos, se decidió que su relevó sería el diputado federal Ricardo Ángel Barrientos Ríos.

Previo a asumir el escaño en la cámara de senadores, el ex dirigente perredista habló de que no tendría complicaciones en asumir ambas funciones, la presidencia del partido y la senaduría, tomando en cuenta la doble funcionalidad de Alejandra Barrales Magdaleno, actual senadora y líder nacional del PRD.

Deja tu opinión