En aras de inhibir la comisión de delitos, la Policía del Estado incrementó la vigilancia en la carretera federal que de Chilpancingo llega hacia los municipios de Tixtla y Chilapa, tramo que es conocido como el «Corredor de la muerte» por diferentes organizaciones no gubernamentales.

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), el personal de la policía del estado permanece instalado en puntos estratégicos de la vía federal que permite llegar hasta la cabecera municipal de Tlapa de Comonfort.

Los puntos de vigilancia se ubican en  Zoquiapa, El Limón, El Ahuejote, así como en  en el antiguo y nuevo libramiento a Tixtla.

La vigilancia se extendió también hacia los  tramos carreteros Chilpancingo – Iguala,en el aserradero de Zumpango; Chilpancingo – Acapulco, a la altura de La CINCA, rumbo a la comunidad de Petaquillas y en el entronque  Chilpancingo – Chichihualco, en las inmediaciones de La Quebradora. 

Lo anterior, con la intención de evitar un repunte de la viollencia en parte importante de la región Centro de la entidad.

Deja tu opinión