Por la violencia, 50 escuelas no regresaron a clases  

El presidente de la Comisión de Seguridad Pública del Congreso local, Ricardo Mejía Berdeja consideró urgente aterrizar el pacto por la paz convocado por el gobernador Héctor Astudillo Flores, para pacificar la vida social en Chilapa, ciudad en la que indicó, desde hace varios años se vive una severa crisis humanitaria que mantiene sin clases a por lo menos 70 escuelas.

En la tribuna del Congreso local, el diputado Mejía Berdeja recordó que son muchos los organismos internacionales, entre ellos Amnistía Internacional, Brigadas para la Paz, SeraPaz o la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, así como colectivos nacionales como Tlalchinollan o el Centro Morelos, que de manera recurrente han documentado la tragedia humanitaria que azota Chilapa, lo que se refleja en el hecho de que en el transcurso de 2017 se han registrado por lo menos 223.

Solo en la primera semana de noviembre, en Chilapa se tiene un registro de 12 homicidios dolosos, ocho de hechos en contra de personas que fueron desmembradas y calcinadas.

“El escenario de horror y violencia que vive Chilapa, sin lugar a dudas afecta la gobernabilidad, la cohesión social y la vida en comunidad, lo que pasa también por dañar las funciones esenciales del Estado”, anotó.

Indicó que este lunes 6 de noviembre, la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) hizo un llamado a que los maestros regresaran a clases en más de 70 escuelas de los municipios de Atlixtac, José Joaquín de Herrera, Ahuacuotzingo, Zitlala y Chilapa, pero  el llamado no fue acatado por la condiciones de violencia que imperan en la zona.

Mejía Berdeja destacó que el horror se incrementó en Chilapa durante los días 9, 10, 11, 12, 1 y 14 de mayo de 2015, cuando cerca de 300 civiles armados irrumpieron en la cabecera municipal para desaparecer a 32 habitantes, hecho que hasta el momento permanece impune.

Deja tu opinión
Compartir