Por la confusión con un homónimo, el profesor Alfonso Vargas Muñoz fue detenido por elementos de la Policía Investigadora Ministerial (PIM) que le imputaban el delito de homicidio, lo que inmediatamente movilizó a integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (CETEG).

De acuerdo con José Manuel Venancio Santiago, la detención de Vargas Muñoz se registró la mañana del jueves 23 de noviembre, cuando circulaba de Heliodoro Castillo hacia Chilpancingo.

Vargas se desempeña como supervisor de la zona escolar 015, fue detenido a la altura de la comunidad de Los Morros, perteneciente a Leonardo Bravo, tras encontrar en la base de datos de la FGE una persona responsable por el delito de homicidio con el mismo nombre.

La dirigencia de la CETEG siempre manifestó que su compañero era inocente, por lo que exigió a la FGE que investigara con más celeridad la información que permitiera llevar hacia la detención del verdadero responsable del delito de homicidio, siempre presumieron la existencia de un homónimo.

Venancio Santiago lamentó que muchos delincuentes permanezcan libres, mientras que profesores inocentes sean detenidos de manera injustificada.

Alfonso Vargas es egresado de la Normal Rural de Ayotzinapa, tiene más de 25 años de servicio y si bien comenzó a trabajar como maestro frente a grupo, en estos momentos desempeña el cargo de supervisor de zona.

Entrada la tarde, la FGE revisó bien sus datos y estableció qe el responsable del homicidio que investiga es una persona cuyo nombre es exactamente igual al el maestro disidente.

Una vez despejadas las dudas, el maestro Vargas fue liberado.

Deja tu opinión