a dependencia advierte que sancionará a los ayuntamientos que no cumplan con la normatividad

En su comparecencia ante el Congreso local, la titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Karen Castrejón Trujillo manifestó que para enero de 2018 ya no deben existir en Guerrero tiraderos de basura a cielo abierto, quienes no cumplan con la normatividad en la materia serán clausurados y sancionados.

Durante su comparecencia ante el Congreso local, la titular de SEMAREN en Guerrero reconoció que hasta el momento, el problema más visible que se tiene en cuanto a manejo inadecuado de los residuos es el de Chilpacingo, que plantea la construcción de un relleno sanitario intermunicipal, al que se sumarían Eduardo Neri y Tixtla.

Dijo que se ha reunido con los tres gobiernos municipales, para efecto de informar sobre los estudios que deben realizar para cumplir con la normatividad que permite habilitar rellenos sanitarios.

De entrada, dijo que se debe cumplir con lo dispuesto en la norma  083 de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), además de la Ley de Aprovechamiento Integral de Residuos.

Destacó que el pasado 5 de octubre se hizo una notificación de manera inicial a los municipios de Chilpancingo, Tixtla y Eduardo Neri, pero que se ha hecho extensivo al resto de los ayuntamientos.

Dicha notificación va en el sentido de que a partir de enero de 2018 ya no deben existir tiraderos de basura a cielo abierto, pues al menos las cinco ciudades principales; Acapulco, Chilpancingo, Iguala, Zihuatanejo y Tlapa de Comonfort deben contar con rellenos sanitarios.

Durante los primeros días del 2018 iniciará in trabajo de revisión para saber quienes no cumplieron el ultimátum que establece la ley vigente.

Una vez realizada la inspección, los ayuntamientos que no cumplan con las disposiciones legales serán sancionados.

De hecho, dijo que por el incumplimiento de las normas hay municipios que ya tienen sanciones acumuladas, como el caso de Chilpancingo, en donde hay multas que rebasan el millón de pesos.

La Semaren ya sostuvo varias reuniones con el alcalde Jesús Tejeda Vargas, a quien se le dio una explicación puntual respecto al estado que guarda el problema de la basura, por lo que se espera que haya disposición para cumplir con lo que está pendiente.

En términos generales, refirió que casi todos los municipios del estado manejan sus residuos de manea inadecuada, muchos de ellos por la falta de un predio adecuado para manejar los residuos, pese a que ya se les han autorizado algunos espacios.

Castrejón Trujillo anticipó que el año entrante, junto con la Procuraduría de Protección Ecológica se van a clausura los tiraderos de basura a cielo abierto, con la intención de forzar el cumplimiento de los ordenamientos en materia ambiental.

Deja tu opinión