Integrantes del Ejido de Tierra Colorada, pertenecientes al municipio de Juan R. Escudero se apoderaron de la caseta de peaje de Palo Blanco, en la Autopista del Sol, exigen que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) les pague daños y prejuicios provocados desde hace 27 años, cuando se construyó la Autopista del Sol.

Los manifestantes pertenecen a 19 familias que son propietarias de por lo menos 15 hectáreas de tierra que a partir de la construcción de la carretera de cuota ya no se puede utilizar, por diferentes tipos de daños que provocaron que dichas tierras ya no se aprovechen en el cultivo de maíz, frijón, nanche, calabaza, ciruela y coco, entre otros productos que les permitían subsistir.

Pedro Barrera Robles, precisó que se trata de perjudicados indirectos, a los que la SCT no ha querido tomar en cuenta, pese a que el reclamo de pagos se remonta por lo menos a 27 años atrás.

Indicó que las parcelas que permitían subsistir a sus familias fueron invadidas por material pétreo, deslaves y diferentes tipos de materiales que ya las dejaron imposibilitadas para aprovecharse en la producción.

El planteamiento que tienen las familias afectadas, es que se les indemnice como ya sucedió en el caso de Quintana Roo, en donde los afectados recibieron 172 pesos por metro cuadrado de tierra.

El representante de los ejidatarios dijo que el asunto ya ha sudo notificado a las oficinas centrales de la SCT, también en la Secretaría de Gobernación y la propia presidencia de la República, pero hasta el momento no se les ha querido resolver.

Dijo también que antes de recurrir a la manifestación pública enviaron todo tipo de oficios a la dependencia involucrada principalmente, pero al no encontrar ninguna respuesta es que decidieron tomar la caseta de peaje de la Autopista del Sol.

Y señalaron que la de este miércoles es la primera acción, ya que existe la posibilidad de que en los próximos días haya más actividades encaminadas a llamar la atención de las autoridades.  

Deja tu opinión
Compartir