Impiden el nombramiento de fiscales especiales

Al grito de “vivos se los llevaron, vivos los queremos”, familiares de personas desaparecidas entraron por la fuerza a las instalaciones del Congreso local, con la intención de impedir que en la sesión de este jueves se nombrara a la abogada Guadalupe Rendón Ramírez como titular de la Fiscalía Especializada en Desaparición Forzada y Búsqueda de personas.

Desde la mañana del 14 de diciembre, representantes de diferentes colectivos llegaron desde ciudades como Acapulco, Chilapa, Iguala y Chilpancingo, para solicitar la instalación de una mesa de dialogo con los integrantes de la Junta de Coordinación Política del Poder Legislativo.

Aprovecharon la presentación de un libro de la autoría del coordinador del Partido Movimiento Ciudadano (MC), Ricardo Mejía Berdeja, para cuestionar la propuesta enviada por el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Javier Olea Peláez respecto a la Fiscalía Especializada en Desaparición Forzada.

De manera conjunta, Mario Vergara Hernández, representante del colectivo “Los otros desaparecidos de Iguala”; Manuel Olivares Hernández, de Centro de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón, de Chilapa, entre otros, plantearon que en lugar de nombrar una fiscal especial que no tendrá un buen ambiente de trabajo con las familias de las víctimas, mejor se aplazara el nombramiento y se lanzara una convocatoria para captar la atención de profesionales del derecho que cumplieran con las expectativas de los interesados.

De primera instancia, los integrantes de la JCP del Congreso no tomaron importancia al planteamiento de los colectivos, por lo que se convocaron a sesión para desahogar también el nombramiento del titular de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (Fepade).

Se meten a empujones

Personal de seguridad solicitaron a los integrantes de los colectivos que se movieran hacia la explanada ubicada en la entrada posterior del Congreso, luego cerraron las puertas para evitarles el paso hacia la sala de plenos, con la intención de desahogar la sesión sin complicaciones.

Mario Vergara y Manuel Olivares solicitaron que los integrantes de la Junta de Coordinación Política recibiera una comisión para hacerles la propuesta de manera directa, el personal de seguridad dijo que pasaría el mensaje y les daría una respuesta, pero esta nunca llegó.

Antes de las 14:30 horas, Mario Vergara dijo a los miembros de la seguridad del Congreso que otorgaban un plazo de 15 minutos para facilitar el dialogo con la JCP, de lo contrario entrarían por la fuerza.

Como nadie prestó atención a la advertencia y las puertas de cristal seguían cerradas, los integrantes de los colectivos se agruparon y se alistaron para ejercer presión.

Sin exaltarse, Mario Vergara conminó hasta en dos ocasiones a los guardias para que se hicieran a un lado porque comenzarían a empujar, como nuevamente tuvo como respuesta el silencio, lo que siguió fue un solo empellón que propició que las puertas se abrieran violentamente.

Una vez dentro, hombres y mujeres golpearon las puertas de madera que resguardan la sala de plenos, aunque desistieron de pasar a la zona de curules y se desplazaron hacia la galería para desde ahí buscar el contacto visual con los diputados, que ya se alistaban para comenzar la sesión.

A gritos, madres, hermanos, hijos y esposas de personas desaparecidas exigieron a los representantes populares de Guerrero que no desahogaran en esa sesión el nombramiento de la titular de la Fiscalía Especializada, también aprovecharon para pronunciarse en contra de la Ley de Seguridad Interior (LSI) que se discute en el Senado de la República.

Frenan los nombramientos

Durante varios minutos los diputados que ya estaban en la sala de plenos se limitaron a escuchar los reclamos sin atinar a reaccionar, fue cuando los activistas les exigieron fijar una postura en torno a su planteamiento que el presidente de la Mesa Directiva, Eduardo Cueva se animó a dirigirles unas palabras.

De primera instancia les dijo que lo relacionado con la LSI escapa a las posibilidades del Congreso local, pues eso se discute en el Senado.

En cuanto al nombramiento de la fiscal especial, dijo que sí había la posibilidad de iniciar el dialogo con los integrantes de la JCP, lo que calmó los ánimos.

Hubo una reunión a puerta cerrada con los integrantes de las fracciones parlamentarias y representaciones de partido, aunque la forma en que irrumpieron generó malestar entre los diputados, al final decidieron posponer el nombramiento de los fiscales especiales.

El asunto, gracias a la irrupción de los activistas, se desahogará hasta después del periodo vacacional de fin de año.

Deja tu opinión