No tuvo éxito el llamado del Club Rotario de Chilpancingo 

Pese al llamado hecho en primer lugar por el Club Rotario de Chilpancingo, y después por el ayuntamiento de Chilpancingo en el sentido de moderar el consumo de alcohol en el tradicional Paseo del Pendón, la venta de cerveza y mezcal no se pudo controlar.

Todavía la mañana del domingo, los integrantes del Club Rotario colocaron varias lonas en diferentes puntos de la ciudad, principalmente en la ruta en la que pasarían los contingentes que tomaron parte de la festividad.

De hecho, algunos colaboradores de Comunicación Social de Chilpancingo se dieron a la tarea de exhibir entre la concurrencia varios carteles con la leyenda: “Por un pendón sin alcohol”.

En el transcurso de la semana, el alcalde Jesús Tejeda Vargas informó  que Gobernación Municipal realizaría un operativo especial para evitar la venta indiscriminada de bebidas embriagantes.

Al final la situación en ese aspecto no se pudo controlar, pues desde el inicio del recorrido, en la calle 5 de mayo  comenzaron a instalarse mesas habilitadas como pequeños puestos en las que se anunciaba la venta de cerveza y mezcal, este último en diferentes combinaciones.

En la avenida Ignacio Ramírez se incrementó en forma visible la instalación de tendidos con hieleras, en los que incluso ya se ofrecían micheladas, shots y botanas.

Pero el punto más crítico estuvo ubicado en las avenidas Miguel Alemán y Juan N. Alvarez, en donde por cada domicilio se levantaba una carpa con bebidas al alcance de todos.

Tanto el llamado que hizo el Club Rotario, como el operativo anunciado por Gobernación Municipal no afectaron la venta desproporcionada de alcohol en la capital, en el arranque de su principal festividad del año.

Deja tu opinión