El gobernador lo autorizó el año pasado

Peritos, policías ministeriales y agentes del Ministerio Público bloquearon las calles ubicadas en las inmediaciones de Palacio de Gobierno para exigir el pago de un bono de alto riesgo, incremento salarial y su dotación complementaria.   

La mañana del jueves 14 de diciembre, un grupo de trabajadores de la Fiscalía General del Estado (FGE) llegó hasta el punto conocido como “las manitas”, frente al Palacio de Gobierno para extender un par de mantas en las que daban a conocer sus demandas.

De entrada, piden que se les cubra el bono de alto riesgo, el cual señalaron, debe otorgarse porque su trabajo lo desarrollan en condiciones de alto riesgo, ya que de manera recurrente deben trasladarse hacia la región Montaña, la sierra o costas.

“En el Nuevo Sistema de Justicia Penal nos ordenan enfrentar al enemigo, al delincuente y asumir los riesgos, pero el Estado debe darnos el apoyo correspondiente”, aseveró Jesús Castrejón de la Cruz, uno de los manifestantes.

También reclamaron que se les otorgue una dotación complementaria, la que se les adeuda desde el año pasado.

Entre otras cosas reclaman el incremento salarial del 50 porciento, teniendo en cuenta que el movimiento lo impulsan más del mil 500 trabajadores de la FGE; entre peritos, agentes del MP y Policías Ministeriales.

Recordaron que el año pasado, el gobernador Héctor Astudillo Flores les autorizó el bono de alto riesgo, que asciende a 250 pesos diarios, lo que implican 7 mil 500 pesos mensuales.

Deja tu opinión