Por medio de redes sociales.  

Acapulco, Gro.- A cuatro años de surgir en la Montaña guerrerense, mandos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias Liberación Popular (FAR-LP), exigen cese el exterminio de los luchadores sociales y reprochan la simulación de partidos políticos.

Enclavada en una escarpada zona de la montaña, se reunieron seis milicianos de las FAR-LP, todos portan armas cortas, escopetas y largas.

Hace cuatro años, un primero de diciembre del 2013, a inmediaciones de la Costa Chica y la Montaña de Guerrero, surgieron las FAR-LP, en aquella ocasión eran hombres embozados con armas de alto poder.

“Nunca como hoy, el gobierno había fracasado en garantizar la vida y el patrimonio de los ciudadanos y entregado al crimen organizado el territorio.

“Pero también, nunca como hoy el pueblo había estado tan indignado y harto de la simulación de los partidos políticos que viven en la casa del poder y que son cómplices de la política corrupta”, señaló el comandante “Emilio”.

En la parte alta de la montaña de Guerrero, y acompañado de Esperanza, Camilo, y Tlacaelet, principales mandos del grupo subversivo Emilio, reconoce que son una organización modesta,pero comprometida con el pueblo.

Asegura que a pesar de la guerra sucia que ha desplegado, han crecido a pesar de que el gobierno pretende eliminar a los mejores luchadores sociales y a quienes no se doblegan frente a las tenciones del dinero.

También advierte que el clima de violencia que vive el país, y se agudiza en Guerrero es una mascarada que pretende ocultar el verdadero problema como lo es el narcotráfico.

En seguida menciona que ellos, las FARC-LP, están conformando comités clandestinos y preparándose militarmente y en espera de que la semilla de la consciencia y el cambio revolucionario que otras organizaciones y ellos están sembrando en el país. 

Deja tu opinión