José Díaz Navarro cuestiona el planteamiento de López Obrador

El vocero del colectivo “Siempre Vivos”, de Chilapa de Alvarez, José Díaz Navarro manifestó su rechazo a la propuesta de decretar una Ley de Amnistía a favor de los capos del crimen organizado, aunque sea con el argumento de pacificar al país.

La mañana del sábado, en Quechultenango, el dirigente del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador manifestó que en caso de ganar la presidencia de la República, analizará la posibilidad de decretar una amnistía que podría favorecer a los principales líderes del crimen organizado en el país, con la intención de afianzar la paz y restaurar la normalidad.

Entre las reacciones que se generaron en Guerrero destacó la del colectivo “Siempre vivos” de Chilapa, que aglutina a familiares de personas desaparecidas y asesinadas en actos presumiblemente acreditados al crimen organizado.

“Señor AMLO. Ojalá le secuestren, torturen, decapiten, despedacen y asesinen a sus hijos o parte de su familia, para que entienda a las víctimas, para ver si después de una tragedia como la que vivimos miles de familias usted se atreve a proponer un perdón a los asesinos; reciba del colectivo Siempre vivos de Chilapa Guerrero un no rotundo a su locura de perdonar a los narcoasesinos”, señaló el profesor Díaz Navarro.

Y terminó: “Yo entiendo que su obstinación por la presidencia de la República lo lleva a hacer alianzas hasta con el diablo”.

De enero a la fecha, el colectivo Siempre Vivos ha contabilizado por lo menos 245 asesinatos y desapariciones cometidos por los grupos del crimen organizado que se disputan el control de Chilapa.

José Díaz Navarro vive en la calle 13 Norte del barrio de la Villa, uno de los más tradicionales de dicha ciudad, en donde se tiene un registro de 15 vecinos asesinados en menos de tres años.

Entre las víctimas que vivían en la calle 13 se cuentan dos hermanos del profesor Navarro, quienes fueron encontrados desmembrados y calcinados en una brecha de terracería.

También fueron sus vecinos el dirigente social Ranferi Hernández Acevedo, su esposa y su suegra, asesinados y calcinados dentro de una camioneta en octubre pasado.

La víctima más reciente de la calle 13 fue la niña Diana Paulina Rendón Alcaraz, de 13 años, asesinada tras una semana de permanecer en calidad de desaparecida.

Deja tu opinión
Compartir