Aunque no en la forma que se esperaba, el paseo del Pendón fue utilizado para realizar futurismo político por algunos actores que pretenden participar en los comicios de 2018.

Por ejemplo, el secretario privado del gobernador Héctor Astudillo, César Armenta se colocó estratégicamente unos pasos delante de la descubierta que encabezó el jefe del Ejecutivo local, captando la atención de la concurrencia.

Al lado del mandatario se observó a la diputada federal, Beatriz Vélez, quien se maneja como posible candidata a la alcaldía de Chilpancingo y cerca de ella la legisladora local por el PVEM, Maluisa Vargas Mejía.

Un poco atrás, pero siempre cerca del gobernador caminaron otros dos diputados con aspiraciones de mantenerse vigentes en la región; Ricardo Moreno Arcos y Víctor Manuel Martínez Toledo.   

En otro contingente, pero con una porra que se distinguió entre la muchedumbre por colocarse cachuchas fluorescentes con el diminutivo de “Boni”, se observó al ex jefe de la policía en la capital del estado, Bonifacio Montùfar Mendoza, quien también ha manifestado si deseo de participar en la contienda electoral del año entrante.

En varios domicilios se observaron lonas con una leyenda que señalaba: En 2018, juntos vamos a cambiar Chilpancingo”.

En la parte baja se lee “Juntos cambiemos Chilpancingo”, en un recuadro amarillo mostaza con letras negras, probablemente acreditable al ex candidato a la alcaldía, Antonio Gaspar Beltrán.

Deja tu opinión