En Guerrero no se cumple la normatividad en construcción de escuelas

Irene Giménez Montiel, arquitecto urbanista y presidenta de la Asociación Mexicana de Directores Responsables de Obra y Corresponsables Guerrero (AMDROC) A.C., dio a conocer que al realizar evaluaciones en el sector educativo del estado de Guerrero por los sismos del 07 y 19 de septiembre del 2017, en la Región de la Costa Chica detectaron aproximadamente 25 escuelas que están ubicadas en zonas de alto riesgo.

En conferencia de prensa integrantes de la asociación multidisciplinaria fundada desde el 2008 AMDROC, informaron que en la región Costa Chica, Montaña, Norte y Centro fue donde realizaron evaluaciones y en la mayoría aseguraron se percataron que la situación que prevalece en los planteles, son los vicios que delatan tanto a la falta técnica en los procesos de construcción, así como la falta de mantenimiento de los mismos.

En el municipio de Chilpancingo informaron evaluaron 60 planteles educativos entre jardines de niños, primarias y secundarias, el mayor problema que detectaron en esas escuelas fue la falta de mantenimiento y un mal procedimiento en la construcción y mala calidad en los materiales de construcción.

En el municipio de Arcelia desarrollaron 25; en Olinalá 100 donde se encontraron con escuelas que colapsaron y observaron que en la mayoría fue por una mala supervisión de obra, mala calidad y cuestiones de corrupción.

También acudieron a Iguala, Taxco, Martin de Cuilapa, Tepecoacuilco donde resultaron dañadas varias escuelas y casas habitación.

En el caso del municipio de Marquelia realizaron 50 evoluciones, en lo general en la región de la Costa Chica aproximadamente 25 escuelas están ubicadas en zonas de alto riesgo, “que la escuela esta entre un rio o una barranca cuando se supone que son las edificaciones que deben tener mayor seguridad porque se utilizan como refugios temporales en caso de desastres naturales”, señaló Irene Giménez. 

En ese contexto se dijeron preocupados, ya que se percataron de la falta de capacitación constante y permanente de los profesionales en la construcción, directores responsables de obra y los agentes de la construcción (albañiles), visualizaron que no hay mano de obra calificada razón que los lleva a desconocer la normatividad y por consecuencia a no cumplirla.

“Es preocupante que en un estado de algo grado de sismicidad no se tenga profesionales en la materia preparados, en los pasados eventos sísmicos vimos que somos incapaces e insuficientes”.

Los sismos en Guerrero expresaron continuarán por lo que propone se conforme un comité con directores de obra responsables y donde se integre a padres de familia de cada plantel educativo, también participen el gobierno estatal, organizaciones de ingenieros, arquitectos, constructores para que se realicen revisiones periódicas a los plantes y tomar las decisiones más adecuadas.

Para ello anunciaron la implantación de cursos dirigido a ingenieros, arquitectos y albañiles, el cual se llevará a cabo del 18 al 20 de enero en el municipio de Chilpancingo, ya que el problema que detectaron es que en Guerrero los profesionistas en la construcción no quieren evaluarse, y como consecuencia no se aplica la normatividad de construcción de manera correcta porque la desconocen.

El diagnostico de las evaluaciones señalan fueron entregadas a la Secretaria de Protección Civil del estado de Guerreo ya que fue la institución con quienes se coordinaron para realizar los trabajos de evolución.

 

Deja tu opinión