Marco Leyva siempre buscó la solución al tema, reconoce Hosseín Nabor Guillén  

El alcalde de Tixtla, Hossein Nabor Guillén manifestó que está dispuesto a retomar la discusión sobre el basurero común con Chilpancingo y Zumpango, para resolver un problema que ya es delicado para parte importante de la región centro del estado.

Hossein Guillén, reconoció que lo que pasa en Chilpancingo es del interés de todo el estado, por ser la capital la principal caja de resonancia en el aspecto político, social y administrativo para la entidad.

A tres meses de que el alcalde con licencia, Marco Antonio Leyva Mena se separara del cargo, el jefe de cabildo de Tixtla reconoció que su homólogo siempre fue una persona atenta, interesada en resolver el tema de la basura.

“Si algún habitante de Chilpancingo le recrimina a Marco Leyva que no haya atendido el tema de la basura, sin lugar a dudas su comentario esta sesgado. Marco siempre estuvo muy al pendiente, le faltó seguramente cuidar las formas y ser abierto con un servidor para el replanteamiento de un nuevo proyecto que le ayudara a la region”, anotó.

Aunque no en la misma proporción, Hosseín Nabor Guillén reconoció que el tema de la basura es un problema común para Chilpancingo, Zumpango y Tixtla, de ahí que independientemente del desenlace que tenga el diferendo por la alcaldía en la capital del estado, dijo que está en la disposición de volver a charlar sobre el tema.

Aclaró que en el cabildo de Tixtla hay respeto a la esfera de competencia de los demás municipios, del gobierno estatal y del Congreso local.

Deja tu opinión