Ejército, Policía Federal (PF) y del Estado toman el cuartel de la Preventiva

Elementos del Ejército Mexicano, Policía Federal (PF) y la Policía del Estado tomaron bajo su control las instalaciones del cuartel de la Policía Municipal de Chilpancingo, a pocas horas de que dos jóvenes que fueron detenidos por dicha corporación aparecieran sin vida, tirados en el basurero de la ciudad.
Los cuerpos de seguridad federales llegaron a las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) poco después de las 16:30 horas y asumieron el control del lugar.

Mientras el personal de dichas corporaciones se posicionaba del lugar, helicópteros de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y de la PF sobrevolaban la zona.   

Antes de las 18:00 horas, familiares del joven Efraín Patrón Ramos, quien está desaparecido desde la madrugada del 29 de diciembre llegaron en marcha a las inmediaciones del cuartel de la policía municipal, a gritos exigieron que se le presente con vida, pues sostienen que la última vez que Efraín se comunicó, dijo a una amiga que lo había detenido una patrulla de la policía preventiva cerca de la alameda Granados Maldonado.

Asumen el resguardo de la capital del estado

Pasadas las 18:00 horas del jueves, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal, Pedro Almazán Cervantes; el secretario general de Gobierno, Florencio Salazar Adame; el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE) Javier Olea Peláez y el comandante de la 35 Zona Militar, José Francisco Terán Valle dirigieron un mensaje a los medios de comunicación.

El encuentro fue muy breve, solo para explicar a grandes rasgos lo que se denominó como “operativo conjunto Bravo”, en el que la Policía Municipal fue relegada de los trabajos de vigilancia y prevención del delito en la ciudad.

El general Pedro Almazán, titular de la SSP indicó que las acciones enmarcadas en dicho operativo, se realizan para apoyar la investigación que la FGE realiza, a partir de la denuncia presentada por la desaparición de personas y cadáveres encontrados la madrugada del jueves.

Indicó que “los integrantes de la policía preventiva municipal están sujetos a una investigación para conocer su probable comisión de delitos y actuar en consecuencia”.

Entre dichas acciones se encuentra la toma del control de las instalaciones, la revisión de la barandilla y el depósito de armas, del parque vehicular y los radios.

En la operación participaron 150 elementos y 20 patrullas de la Policía del Estado, 60 elementos del Ejército Mexicano y 10 vehículos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), además de 120 elementos y 18 patrullas de la PF.

El titular de la FGE, Javier Olea se refirió a caso de los dos jóvenes desaparecidos y asesinados, los que indicó, fueron detenidos en la feria de Navidad y Año Nuevo por alterar el orden, por lo que se les canalizó a la barandilla municipal.

A dicho lugar se presentó una persona llamada Milton “N”, quien pagó la multa de los dos involucrados y se retiró con ellos, por lo que ya no se tuvo más información de ellos hasta que se les encontró muertos.

“De las investigaciones iniciales se desprende la probable participación de elementos en activo de la Policía Preventiva Municipal de Chilpancingo, en la desaparición de personas originalmente detenidas en las instalaciones de la feria”.

Por esa razón, la FGE requirió la toma de entrevistas, investigaciones de campo, análisis de videograbaciones del C4 y los medios de convicción que se necesiten para conocer lo que sucedió.

Entrada la noche, a las instalaciones de la barandilla arribaron elementos de la Policía Investigadora Ministerial (PIM) y agentes del Ministerio Público, para tomar la declaración de los elementos de la preventiva municipal.

 

Deja tu opinión