Hay por lo menos 2 mil alumnos sin clases

Las autoridades comunitarias de los pueblos ubicados en el Valle del Ocotito suspender clases, para no exponer a los niños y sus profesores a quedar en medio de algún enfrentamiento armado, tras una jornada que dejó el saldo de cuatro muertos.

La noche del lunes 29 de enero, cuatro personas fueron asesinadas en las inmediaciones de El Rincón de la Vía, perteneciente al municipio de Chilpancingo.
De las cuatro víctimas, dos fueron integrantes de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), siendo estos un comandante y un consejero municipal.
La madrugada del martes 30, el comisario del Ocotito, Fernando Rosales emitió un comunicado en el que informó a los directores de las escuelas que hay en su localidad; desde preescolar, primaria, secundaria, Bacillerato y hasta de la Universidad del Valle, su decisión de suspender las clases hasta que se disipe el riesgo de más enfrentamientos.
La suspensión de las actividades académicas se replicó en comunidades como Mohoneras; Cajeles, Cajelitos, Dos Caminos, Buena Vista de la Salud y el Rincón de la Vía, en donde se registró la emboscada.
Dijo que hay por lo menos 2 mil estudiantes sin clases, pero aseguró que es lo mejor, si se quiere mantener a salvo la integridad de los profesores y sus alumnos.
Para evitar que los mentores sean sancionados, dijo que los comisarios redactarán un documento que harán llegar a la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), para que tenga conocimiento de que es lo que pasa.

El comisario de Ocotito sostiene que hasta el momento no se sabe cuando se van a regularizar las actividades académicas, pues lo primero es tener garantizada la tranquilidad.

Dijo que el riesgo de que haya más enfrentamientos en la zona es real, pues se tiene conocimiento de que hay grupos delictivos interesados en recuperar el control de la zona del Valle, por ser un paso estratégico hacia el puerto de Acapulco y la capital del estado.

 

Deja tu opinión