Grupo de Coordinación Guerrero confirma el ataque  

Habitantes de La Vuelta, comunidad perteneciente a Leonardo Bravo denunciaron que hombres armados, a bordo de falsas patrullas del Ejército Mexicano se apoderaron de la zona y mataron por lo menos a cuatro personas, el Grupo de Coordinación Guerrero (GCG) confirmó el saldo de solo dos bajas, los que pertenecían a la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado (UPOEG).

La mañana del martes 16 de enero, habitantes de la sierra reportaron que la jornada del lunes, al menos 20 hombres armados, quienes llegaron hasta el pueblo de La Vuelta, en el municipio de Leonardo Bravo en camionetas pintadas igual que las unidades del Ejército Mexicano, vestidos con uniformes falsos llegaron hasta dicho pueblo y tomaron por sorpresa a los autodefensas de la UPOEG para agredirlos a balazos.

La mayoría de los habitantes corrieron a refugiarse en sus domicilios y otros más se escondieron en los cerros, mientras los falsos militares se quedaron en el control de la localidad.

Vía mensajes a números de celular, los lugareños reportaron seis muertos y después cuatro, entrada la tarde del martes, personal del Ejército Mexicano precisaron que las bajas eran dos integrantes de la Unión de Pueblos.       

Del parte oficial

El vocero del GCG, Roberto Alvarez Heredia confirmó que la noche del lunes, un grupo de hombres que portaban armas de grueso calibre atacaron una base de autodenominados policías comunitarios, aunque precisó que dicho ataque se registró en la comunidad de El Jilguero, municipio de Heliodoro Castillo, con el saldo de dos personas muertas.

El portavoz refirió que de acuerdo con información proporcionada a elementos del Ejército, aproximadamente a las 21:00 horas del lunes, un grupo de sujetos que vestían ropas tipo militar llegaron hasta la comunidad señalada y comenzaron dispararles.

En el ataque murió Feliciano “N”, quien se ostentaba como comandante de la autodenominada policía comunitaria, otro de sus miembros resultó herido de gravedad y murió la jornada del martes.

Manifestó que el grupo de delincuentes se replegó y desde los cerros estuvieron realizando más disparos contra la base instalada por los autodenominados policías comunitarios, los que se prolongó hasta la madrugada del 16 de enero

Para generar temor, los agresores a gritos se identificaban como miembros de un grupo criminal que opera en la sierra del estado.

Se espera que personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) se traslade al lugar de los hechos, con la intención de tener más certeza respecto a lo sucedido.

Deja tu opinión