Al padre, otro adolescente, se le encontró calcinado en una colonia popular

Azucena Isabel Abarca Vargas tenía 17 años de edad, la madrugada del viernes 26 de enero la policía la encontró degollada en el asiento trasero de una camioneta con reporte de robo, cinco días antes, trajo al mundo a una bebita que sus perpetradores dejaron dentro de una hielera, al lado de su cadáver.

La tarde del jueves, Luis Gustavo Rodríguez Maldonado, también de 17 años de edad fue encontrado muerto junto con otro hombre en las inmediaciones de la colonia Progreso, también en Chilapa.

Luis Gustavo era esposo de Azucena Isabel y padre de la bebé que la madrugada del viernes fue canalizado a un hospital de Chilapa, la policía sostiene que completamente sana.

El desconocido encontrado con Luis Gustavo, Azucena y la bebé, forman parte de una lista de siete personas que fueron reportadas como “levantadas” por hombres armados desde la tarde del miércoles 24 de enero, por lo que faltan tres más por conocer su paradero.    

 El hallazgo en la colonia San José   

 La mañana del viernes, el vocero del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG) validó el reporte emitido por la policía del estado, en la que se consignaba el hallazgo de un cadáver de mujer dentro de una camioneta Nissan doble cabina, al lado de una hielera en la que estaba una recién nacida.

El cadáver y la bebé fueron localizados a las 00:00 horas del viernes, en la calle 9 oriente del tradicional barrio de San José.

“Sobre la calle se observa un vehículo de la marca Nissan doble cabina, color gris y en su interior se encuentra un cuerpo del sexo femenino degollado”, consigna el reporte policíaco difundido por el portavoz del GCG.

El parte informativo continúa: “a un costado de dicho cuerpo se localizó una hielera, en su interior una bebé de sexo femenino con vida”.

La mujer vestía una sudadera de color blanco y tenía el abdomen vendado, lo que confirmaba que días antes fue sometida al trabajo de parto por cesárea.

La bebé fue llevada de inmediato a un hospital de la ciudad, la policía indicó de manera inicial que la bebé se encontraba completamente sana, aunque hacía falta la valoración de los médicos.

El cuerpo de la mujer fue trasladada a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) oficialmente en calidad de desconocida.

Tras la valoración médica, la recién nacida quedó a cargo del DIF-municipal.

 De las desapariciones

 Durante la jornada del jueves, el dirigente de personas con capacidades diferentes en Chilpancingo, Silvestre Rodríguez denunció la desaparición de Gustavo Rodríguez Maldonado y su mujer, Azucena Isabel Abarca Vargas, ambos de 17 años.

Ellos fueron privados de la libertad en Chilapa el miércoles junto con su hija, que el 24 de enero tenía cuatro días de nacida.

De acuerdo con Silvestre Rodríguez, la privación de la libertad se registró alrededor de las 13:00 horas del miércoles en la calle 4 de la colonia centro de Chilapa.

Además de la denuncia hecha por Silvestre, la señora Delfina Rodríguez Fernández se presentó ante un grupo de militares que resguardan la ciudad, a los que les indicó que la pareja estaba retenida en las inmediaciones del mercado central, lo que propició un despliegue de los soldados, que no lograron resultados positivos.

 Los mensajes que incriminan a la policía

 El líder de discapacitados en Chilpancingo, Silvestre Rodríguez denunció que en la privación de la libertad de su sobrino intervinieron elementos de la policía del estado, lo que fue desmentido por el vocero del GCG.

Para argumentar su dicho, el invidente mostró dos capturas de pantalla en la que se muestra una charla entre Luis Gustavo y uno de sus primos radicados en Chilapa, a los que les pide ayuda porque fue detenido por policías estatales.

-Me tienen parado los estatales, no me dejan ir, aquí en el mercado. Señala un mensaje de Luis.

¿Estás bien? Cuestiona el familiar, a lo que responde afirmativamente pero le pide que vaya en su auxilio, porque se lo quieren llevar.

-Me quieren quitar mi celular, me llevan para sacualoya (probablemente Atzacoaloya).

El familiar le pide que no deje que se lo lleven y sugiere que arme un escándalo en vía pública, pero ya no recibe respuesta.

La mañana del viernes, el vocero el GCG volvió a desacreditar el involucramiento de la policía estatal, por lo que insistió: “Es inaceptable que exista el interés de fabricar historias para calumniar sin fundamento a las instituciones de seguridad, que están empeñadas en combatir el delito”.

También confirmó que la jornada del jueves Chilapa fue escenario de una actividad criminal intensa, con cuatro personas asesinadas: un hombre decapitado, dos calcinados y la joven mujer degollada.

Además, dijo que la FGE mantiene abierta la investigación en relación a otras desapariciones que fueron denunciadas públicamente, pero que hasta el momento no se confirman.

Deja tu opinión