Los videos que confirman que la Policía Preventiva de Chilpancingo contribuyó con la desaparición del joven Efrain Patrón Ramos, la madrugada del 27 de diciembre, fueron determinantes para que el gobierno estatal ordenara el desarme, acuartelamiento y la investigación para toda la corporación.

La noche del jueves 18 de enero, en televisión nacional se difundieron imágenes captadas por las cámaras de video del C-4, en las que se observa como una patrulla de la Policía Preventiva Municipal sigue de cerca al joven Efraín Patrón por las avenidas Insurgentes y Benito Juárez, después, en el paseo Alejandro Cervantes Delgado se mira un vehículo particular sumarse al hostigamiento hacia la unidad que conducía el joven que hasta el momento permanece como no localizado.

La tarde del viernes 19, el gobernador Astudillo Flores confirmó que tuvo conocimiento de la existencia de dichos videos mucho antes de que se difundieran, de hecho, indicó estos fueron determinantes para ordenar que la Policía Federal (PF), del Estado y el Ejército Mexicano asumieran el control de los trabajos en materia de seguridad en Chilpancingo. 

Destacó que la intención es que haya una investigación profunda, en la que se delimite claramente cuantos policías intervinieron en la desaparición del estudiante de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) y si efectivamente, están relacionados con la delincuencia.
Reconoció que hay más videos que involucran al personal de la Policía, por esa razón los materiales contenidos en el C-4 son parte de la investigación que realiza la FGE.

Deja tu opinión