La preventiva municipal sigue sujeta a investigación

A 21 días de que la Policía Preventiva de Chilpancingo fuera desarmada, encuartelada y sujeta a investigación por la desaparición de siete jóvenes, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal nombró un encargado de despacho para dicha corporación, además de un responsable en la Subsecretaría de Tránsito Municipal.

La mañana del jueves, el alcalde Jesús Tejeda Vargas recibió la notificación de los nombramientos hechos por el general Pedro Almazán Cervantes, titular de la SSP, dependencia que desde el 4 de enero está a cargo del resguardo de la población en la capital de Guerrero.

Tejeda Vargas presentó ante el cabildo al oficial de la Policía del Estado Paulino Molina López, quien es licenciado en Derecho y tiene 33 años con 11 meses de servicio en la SSP.

Molina López ha trabajado en materia de seguridad pública en las siete regiones, aunque refirió particularmente que a participado en acciones que el gobierno estatal ha desplegado en Chilapa de Alvarez y diferentes puntos de la Tierra Caliente, por mencionar algunas zonas complicadas.

En su oportunidad, dijo que tiene claro el delicado momento que se vive en Chilpancingo, por lo que habrá de actuar en estrecha coordinación con las instituciones de la federación.

En la Subsecretaría de Tránsito se nombró a Diego Armando Torres Avilés, quien tiene nueve años de antigüedad en Tránsito del Estado.

En la conferencia, el alcalde Tejeda Vargas comentó que la Policía del Estado y Tránsito echarán mano de las patrullas que son propiedad del municipio, pero que el personal que está sujeto a investigación por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE) seguirá encuartelado, hasta en tanto se tenga la certeza de quienes fueron los que participaron en la desaparición de siete  jóvenes en diciembre de 2017, además del asesinato de dos de ellos.

Tanto el jefe de cabildo como los mandos de la policiacos reconocieron que Chilpancingo enfrenta un momento sumamente delicado en materia de seguridad pública, de ahí la necesidad de normalizar a situación y retomar los trabajos que la normatividad impone.

Deja tu opinión