San Miguel Totolapan, Leonardo Bravo y Eduardo Neri

La permanente del Congreso local conoció la solicitud de licencia de tres alcaldes más que pretenden contender en los comicios de julio, dos de ellos gobiernan municipios con fuertes problemas de crimen organizado.

La jornada del miércoles 17 de enero, la Comisión Permanente del Congreso de Guerrero recibió el oficio firmado por Alfredo Alarcón Rodríguez, quien pretende separarse de la alcaldía de Leonardo Bravo por la vía de la licencia.

Desde 2014, Leonardo Bravo enfrenta serios problemas en materia de inseguridad pública, principalmente en comunidades como Filo de Caballos, Polixtepec, el Naranjo y Puentecillas, en donde se registra una importante cantidad de los sembradíos de amapola que proliferan en la sierra de Guerrero.

Alarcón Rodríguez fue postulado en 2015 por el Partido Acción Nacional (PAN), ha sido severamente cuestionado por la falta de atención que ha puesto en la solución al problema de la inseguridad.

Desde la jornada del martes 16 de enero, trabajadores del diferentes áreas tomaron las instalaciones del ayuntamiento con la intención de exigir el pago de su prima vacacional y del aguinaldo correspondiente.

Otra solicitud de licencia que ingresó la tarde del miércoles fue la de Juan Mendoza Acosta, presidente municipal de San Miguel Totolapan, quien pretende ganar la diputación correspondiente al distrito electoral número 17, que abarca además los municipios de Zirándaro, Coyuca de Catalán y Ajuchitlán del Progreso.

La curul del distrito electoral número 17 actualmente permanece acéfala, pues su titular, Saúl Beltrán Orozco solicitó licencia para encarar una orden de aprehensión que se le dictó como probable responsable en el delito de homicidio calificado.

Más aún, el diputado Beltrán fue señalado por el actual titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Javier Olea Peláez de ser “El Tequilero número” uno del estado, por la relación de este con la banda de secuestradores que dirige de manera operativa Raybel Jacobo Dealmonte, cuyos excesos motivaron el surgimiento de un movimiento de autodefensa en parte importante de la Tierra Caliente.

Antes de que Saúl Beltrán solicitara licencia, su suplente, Modesto Pérez Leyva fue asesinado en la cabecera municipal de Pungarabato, por eso es que la curul permanece vacía.

El pueblo en que vivía Raybel Jacobo Dealmonte, La Gavia, actualmente permanece desierto, pues sus pobladores huyeron ante el asedio inicial de la delincuencia, después fueron perseguidos por la autodefensa y posteriormente por el Ejército Mexicano.

El tercer alcalde que solicitó licencia la jornada del miércoles fue Pablo Higuera Fuentes, presidente municipal de Eduardo Neri, quien al mismo tiempo es coordinador de los 25 jefes de cabildo emanados del PRD.

Higuera Fuentes no enfrenta coexiste con un grupo de autodefensa que en mayo de 2017 surgió en ocho comunidades cercanos a la zona minera de Mezcala, los que en noviembre pasado se enfrentaron con policías del estado y 30 de ellos fueron detenidos por portación ilegal de arma de fuego.

Otro problema que enfrenta desde que asumió el cargo, es que su policía preventiva está desarmada, lo que es producto de una disposición asumida por el gobierno de la República desde 2014, un año antes de que iniciara su periodo de ejercicio constitucional.

Deja tu opinión