En el caso de los 110 policías de Chilpancingo 

Para la dirigencia de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Chilpancingo, la policía local pretende eludir la investigación sobre crimen organizado al culpar solo a un elemento por la desaparición y asesinato de dos jóvenes, los que fueron entregados a un grupo delictivo la madrugada del 31 de diciembre de 2017.

La jornada del lunes 8 de enero, familiares de jóvenes que aún permanecen desaparecidos, así como de otros cuyos cadáveres aparecieron durante los primeros días del presente mes, acudieron a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE) para reunirse con el titular Javier Olea Peláez.

El personal de la FGE les informó que Olea Peláez no estaba en la ciudad, por lo que se retiraron del lugar sumamente molestos, ya que habían confirmado el encuentro con el fiscal en varias llamadas telefónicas.

Pioquinto Damián Huato, ex dirigente de la Canaco en Chilpancingo manifestó que todavía hay dos jóvenes que permanecen en calidad de desaparecidos, por lo que las familias necesitan que las autoridades les generen certeza. Pues han recibido muchas llamadas de amenaza.

Damián Huato explicó que a las familias les genera desconfianza el hecho de que solo se haya una orden de aprehensión por la desaparición y asesinato cometido en contra de Marco Catalán y Jorge Arturo Vázquez, pues lo que se percibe es que hay una estrategia legal detrás de dicha acción penal.

“Lo que quieren es eludir la acción de la justicia, por eso es que solo un policía se declara culpable para eludir la investigación por delincuencia organizada, hay que recordar que la delincuencia organizada se configura cuando actúan más de tres personas”, reprochó.

También dijo que se trata de eludir la investigación por desaparición forzada, tortura y asociación delictuosa, cuando hay policías que vieron como los dos jóvenes fueron entregados a un grupo delictivo.

Pidió que se investigue también al juez de paz que firmó la boleta para que Marco y Jorge fueran liberados, porque se les hizo creer que ya iban a retirarse hacia sus casas, cuando en realidad los sacaron para entregarlos a la delincuencia.

Bajo dicha circunstancia, solicitó que haya en este asunto una investigación detallada, que no deje un solo espacio para la impunidad.

Deja tu opinión