Entre ellas, la mujer que fue asesinada junto a su bebé recién nacida

El vocero del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Alvarez Heredia sostuvo que de acuerdo con las investigaciones realizadas hasta el momento, las víctimas de la violencia en Chilapa de Alvarez durante los últimos días tenían vínculos con los grupos del crimen organizado que se disputan la ciudad.

La noche del martes, el vocero Alvarez Heredia habló en torno a los siete cuerpos descuartizados que se encontraron la mañana del 30 de enero en las inmediaciones del río “El Ajolotero”.

Destacó que de acuerdo con las investigaciones que ha realizado la Fiscalía General del Estado (FGE), las ejecuciones de este martes están relacionadas con los hechos de la semana pasada, cuando fueron encontrados dos cuerpos calcinados y una mujer privada de la vida, la que fue abandonada en una camioneta con su bebé sano al lado.

El portavoz del gobierno estatal refiere: “De las propias investigaciones, se deriva que dichas las personas están vinculadas al crimen organizado por la disputa existente del control de la plaza entre los llamados Ardillos y Rojos».

Agregó que hay pruebas periciales de ADN que están en curso, para estar en condiciones de garantizar la identificación de las víctimas.
Entre los detalles que aportó de la investigación, el GCG establece que hay una relación concreta en el caso de un negocio de carpintería, del cual no se establece la ubicación.

Deja tu opinión