Denuncian que lo sacaron irregularmente del penal    

“Yo entregué a Willy”, dijo el señor Cornelio Reyes Reyes, padre del ex alcalde de Tlapa, a quien la Fiscalía General del Estado (FGE) y el Poder Judicial encontraron culpable de la autoría intelectual del asesinato cometido en contra del diputado federal Moisés Villanueva de la Luz y su chofer, Erick Estrada Vázquez.

La familia de Willy Reyes Ramos denunció que la madrugada del martes, el ex primer edil de Tlapa fue sacado del penal de dicha ciudad hacia un lugar que desconocen, razón por la que temen que haya más irregularidades en el proceso judicial que enfrenta.

En redes sociales, el señor Cornelio Reyes Reyes y la señora Marilú Ramos, padres del ex primer edil de filiación priista convocaron a los medios de comunicación para denunciar lo que consideraron como una arbitrariedad.

Dijeron que la madrugada del martes 16 de enero, sin previo aviso ni las medidas correspondientes, Reyes Ramos fue sacado en un helicóptero de las instalaciones del penal de Tlapa de Comonfort, en la región de la Montaña para trasladarlo a otro lugar.

Hasta la tarde del martes no se les daba a conocer el paradero de su hijo, lo que consideraron como un acto de autoridad innecesario.

“Nosotros hacemos responsable al gobernador si algo le llega a pasar a Willy por lo que acaban de hacer, porque lo sacaron sin las medidas pertinentes”, anotó la señora Marilú Ramos.

Ella dijo que la familia del ex diputado Moisés Villanueva de la Luz pide con mucha razón que se haga justicia, por lo que ellos tienen el mismo planteamiento, porque son ciudadanos que pagan sus impuestos.

El señor Cornelio manifestó que está consternado porque desconoce el paradero de su hijo, cuando hasta la jornada del lunes permanecía en el penal de Tlapa.

“Vinieron con lujo de violencia y se lo llevaron a no sabemos donde, lo que no es correcto porque Willy está a disposición de un juez”, anotó.

Responsabilizó al secretario de Seguridad Pública, Pedro Almazán Cervantes y al subsecretario de Readaptación Social de las consecuencias que pueda tener el traslado, porque señaló que se trata de una acción ilegal.

En cuanto al titular de a Fiscalía General del Estado (FGE), Javier Olea Peláez, el señor Cornelio Reyes manifestó que no puede tocar el tema porque en su momento fue quien encabezó la defensa legal de Willy, por lo que incurre en un conflicto de intereses.    

En la conferencia de prensa que ofrecieron en el centro de Tlapa, el señor Cornelio precisó que a Willy no lo detuvo la Policía Ministerial del Estado, como lo infirmó la FGE.

“Yo lo entregué, no lo detuvieron; lo hice porque tenemos las pruebas suficientes que demuestran su inocencia, pruebas contundentes que deben ser valoradas de acuerdo con el derecho internacional pero no las quiseron valorar”.

Agregó: “Yo lo presenté en la comandancia de la Policía Ministerial de Huamuxtitlán, pues sus abogados sostienen que hay elementos de prueba suficientes para demostrar que hubo tortura contra los detenidos para señalarlo como autor intelectual del asesinato del diputado federal”.

El empresario sostuvo que el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) conoce los elementos que tiene la defensa de Reyes Ramos, pero al final no los tomaron en cuenta y no permitieron su liberación, como lo consideraba la estrategia de la defensa.

Recordó que Willy Reyes Ramos ya está enfermo por el estrés al que se ha sometido durante los últimos siete años, de ahí que haya decidido ir por él y le propuso entregarse a las autoridades para encarar el proceso.

Entre otras cosas, dijo que en el tiempo que Willy permaneció en el extranjero aprovechó para estudiar una maestría en Derecho, con lo que deja en claro que nunca estuvo a salto de mata, también que no anduvo en malos pasos.

La familia y amigos del ex alcalde están convocando a una marcha para exigir su liberación, la cual se desarrollará el próximo 18 de enero por la mañana.

 

  

 

Deja tu opinión