Ordena que el caso se investigue a fondo

El gobernador Héctor Astudillo Flores condenó el ataque que dejó el saldo de dos sacerdotes muertos y cuatro personas heridas, por lo que solicitó a la Fiscalía General del Estado (FGE) que investigue y sancione a los responsables.

Astudillo Flores informó que derivado de los hechos registrados la madrugada del lunes sobre la carretera Iguala-Taxco, la FGE ordenó el traslado del Vice Fiscal, José Antonio Bonilla y los subsecretarios de Asuntos Jurídicos y Finanzas, Jorge Zuriel de los Santos y Tulio Pérez Calvo hacia la ciudad de Taxco, para acelerar las investigaciones y atender a los heridos.

Roberto Alvarez Heredia, vocero del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), informó que el reporte sobre el atentado se recibió aproximadamente a las 03:57 horas.

La Policía del Estado localizó sobre la carretera Iguala-Taxco una camioneta marca Toyota color blanca con dos hombres muertos en su interior.

En el lugar estaba otro varón herido de gravedad y dos personas más; un hombre y una mujer lesiones que no ponían en riesgo sus vidas.

Por ese ataque la FGE ya integrólna carpeta de investigación por el delito de homicidio, además recabó los testimonios de las víctimas, quienes señalaron que antes de la agresión habían estado en la comunidad de Juliantla.

El vocero Alvarez Heredia indicó que la policía ya realiza recorridos por la zona de los hechos buscando a los agresores.

Hasta el momento solo se ha encontrado una camioneta con una cartuchera y un portafusil, no se tienen pistas sobre los agresores.

Deja tu opinión