En el caso de Antonia Jaimes, del PRD, la familia impidió el desarrollo de la necropsia

El titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Javier Olea Peláez aseguró que los crímenes cometidos contra las precandidatas asesinadas en Chilapa no quedarán impunes, aunque lamentó que en el caso de la perredista Antonia Jaimes Moctezuma, la familia haya impedido el desarrollo de la necropsia de ley, lo que impide que exista el cuerpo del delito para acreditar el homicidio.

En el centro de Chilpancingo, el fiscal Olea Peláez recordó que Chilapa es un municipio muy complicado, por lo que reconoció la posibilidad de que se esté generando una percepción equivocada.

“Pareciera para muchas personas que en Chilapa la Fiscalía no trabaja pero es todo lo contrario”, aclaró.

Explicó que en todos los homicidios la institución debe guardar sigilo, principalmente en la primera etapa de las investigaciones, pues así lo exige el Código de Procedimientos Penales.

Agregó que hay algunos casos en los que por desconocimiento, o por cuestiones muy personales, las familias no permiten que el personal de la FGE desarrolle algunas etapas de sus investigaciones.

En el caso de la señora  Jaimes Moctezuma, precandidata del PRD a la diputación local del 25 distrito electoral, asesinada el miércoles de la semana pasada, la familia no permitió que al cadáver se le practicara la necropsia de ley.

“Esa investigación va a quedar trunca al final, porque van a faltar objetivos jurídicos importantes para acreditar el delito de homicidio; si nosotros o un juez libra una orden de aprehensión contra determinado sujeto, pues entonces no tendremos el cuerpo del delito, lo que significa un grave problema para la FGE”, destacó.

En el caso de Dulce Anayeli Rebaja, dirigente del Movimiento Territorial (MT) del PRI en Chilapa, asesinada la mañana del domingo, dijo que sí se están desahogando correctamente cada una de las etapas del proceso.

“La verdad es que sí estamos avanzando, pero tenemos a veces piedras en el camino que tenemos que sortear y que saltar, muchas personas lamentablemente no se enteren de eso”, refirió.

Dijo que el gobierno estatal mantiene una postura permanente en contra de la impunidad, razón por la que en la FGE se actúa en congruencia.

Sin embargo, destacó que en materia legal, la FGE debe actuar con mucha precisión, para efecto de no dejar ningún cabo suelto.

No estableció si el móvil en ambos casos apunta hacia el crimen organizado, cuidando no establecer alguna versión que vaya a tergiversar los casos.

“Lo que sí puedo decirles, es que esos casos no van a estar en la impunidad”, aseveró el fiscal guerrerense.

Deja tu opinión