Con misa de cuerpo presente en la catedral

 

Con una misa de cuerpo presente en la catedral de Chilapa, familiares y amigos despidieron los restos mortales de Antonia Jaimes Moctezuma, la precandidata del PRD a la diputación del distrito electoral número 25, asesinada la jornada del miércoles dentro de un restaurante de su propiedad.

La misa se desarrolló en la catedral ubicada en el primer cuadro de la ciudad, lugar en el que alrededor de un millar de habitantes de la cabecera municipal acudieron a respaldar con su compañía a la familia de la política asesinada.

En el mensaje, el sacerdote a cargo de la homilía lamentó el delicado momento por el que atraviesa Chilapa, pero también hizo un llamado a la sociedad filas para cerrar filas en torno a metas comunes, una de ellas, sin duda es la de recuperar la paz.

Aunque la jornada del miércoles, en cuanto se confirmó el crimen hubo una condena por parte de la dirigencia estatal del PRD, así como un reclamo de justicia, durante el sepelio fueron pocos los militantes connotados de dicho instituto político los que estuvieron acompañando el cortejo.

La noche anterior, el presidente del Comité Ejecutivo Estatal (CEE), Ricardo Angel Barrientos Ríos solicitó al secretario general de Gobierno, Florencio Salazar Adame que dé a conocer un mapa de riesgos para los candidatos que van a participar en la contienda electoral constitucional.

Lo anterior, porque el día martes 19 de febrero, el responsable de la política interna en el estado declaró que había zonas en las que todos los aspirantes a diferentes cargos de elección popular debían de tener cuidad de no circular.

En la Ciudad de México, la candidata al Senado de la coalición PRD-PAN-MC, Beatriz Mojica Morga exigió al gobierno estatal y de la federación que garanticen la seguridad de los ciudadanos y los candidatos de todos los partidos políticos.

Mojica Morga manifestó su solidaridad con los familiares de Antonia Jaimes y pidió que haya resultados en las investigaciones de los asesinatos que se han cometido en contra de diferentes actores del PRD en Guerrero, así como de otras fuerzas políticas.

Durante el camino hacia el panteón municipal fue constante el reclamo de justicia, aunque muy escasas las banderas y playeras con los colores distintivos del PRD, partido en el que militó durante varios años la precandidata asesinada.

Deja tu opinión