Niegan declaraciones ambiguas atribuidas a Javier Olea Peláez

El titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Javier Olea Peláez negó que haya emitido declaraciones en las que afirmara que el sacerdote Germaín Muñiz García –asesinado el lunes junto con el también cura, Iván Añorve Jaimes- estuviera vinculado con un grupo del crimen organizado, como reprochó la Diócesis Chilpancingo-Chilapa.   

Vía comunicado, el fiscal Olea Peláez sostuvo que en ningún momento manifestó que Muñiz García estuviera vinculado con algún grupo de la delincuencia organizada, a partir de la difusión de dos fotografías en las que aparece portando un rifle de alto poder, además de mirarse rodeado de un grupo de encapuchados.

Recordó que en el documento leído la tarde del martes 6 de enero, de manera oficial anotó lo siguiente: “Dichas fotografías circularon durante mucho tiempo en las redes sociales, de lo que deviene que en tanto la sociedad como grupos delictivos contrarios observaron dichas imágenes, así como, la nota que acompañaba a dichas gráficas, relacionándolo con uno de los grupos delictivos de la referida zona”,

En consecuencia, insiste en que nunca afirmó lo reclamado en el comunicado dado a conocer por la  Diócesis de Chilpancingo-Chilapa, en el que incluso se pide que haya una comprobación de la imputación.

“El Fiscal General del Estado jamás apuntó que el sacerdote Germaín Muñiz García estuviera vinculado con un grupo de la delincuencia organizada; sino que en las gráficas que se difundieron en redes sociales y que son del domino público, se señaló que aquél estaba relacionado con uno de los grupos delictivos de la referida zona”.

También rechazó que haya declaraciones ambiguas en torno al tema, como lo destaca el posicionamiento de la Diócesis, por el contrario, sostiene que sus aseveraciones son objetivas porque se desprenden de las actuaciones ministeriales y de las entrevistas a diversos testigos que estuvieron en el baile que amenizó Bronco en la comunidad de Juliantla, municipio de Taxco de Alarcón.

Los testimonio recabados por la Policía Ministerial, son los que se anota que permitieron a la FGE establecer que los acompañantes de los sacerdotes tuvieron un incidente en el baile.

Olea reiteró que las investigaciones se basan en datos e hipótesis con los que se pretende arribar a la verdad jurídica e histórica del hecho a la mayor brevedad posible, como lo reclama la sociedad.

Deja tu opinión