Acapulco, Gro.- En una acción coordinada el gobierno del estado, la Sedena, el Ayuntamiento y la Iniciativa Privada inició el programa de «Canje de Armas 2018», en Acapulco.

Con lo anteior se busca garantizar la seguridad de la población a través de la cual se invita a la población a acudir y entregar cualquier arma de fuego, arma blanca o cartuchos.
El evento se llevó a cabo en la explanada de la Unidad Deportiva «Jorge Campos», en la zona conurbada de Ciudad Renacimiento y ahí quedó instalado el módulo.

«Se trata de un programa permanente en donde la Sedena tiene una estrategia en la que no se aplica ninguna acción o represalia contra quien hace la entrega de las armas
«Por el contrario, el proceso se realiza de manera anónima, sin realizar cuestionamientos en relación al origen del armamento», explicó César Flores Maldonado quién resaltó la coordinación de esfuerzos en torno a este objetivo en común.

Dijo que el gobernador, Héctor Astudillo Flores, tiene gran interés de participar en esta acción, con el firme propósito de contribuir a que se disminuyan los factores de riesgos que implica tener un arma en casa.

En este sentido calificó como buena la participación de la población en años anteriores, por lo que confió que en este año se tendrán buenos resultados y habrá una respuesta positiva.
En tanto el comandante del 56 Batallón de Infantería, en Acapulco, José Mario Vega Hernández dijo que esta campaña tiene como propósito ayudar a disminuir los riesgos por índices delictivos y violencia en las colonias.

El mando castrense dijo que se busca minimizar cualquier situación que se pueda presentar al tener un arma en el hogar.

Reiteró que no se aplicará algún tipo de sanción o preguntas en relación a la entrega y explicó que dependiendo de las características del armamento, hay un tabulador en el que el portador puede recibir electrodomésticos o dinero en efectivo.

Dijo que en cuanto el armamento es entregado, este es destruido de manera inmediata y ante los ojos del portador. Añadió que en la campaña 2017, se recabaron alrededor de 750 armas cortas y más de 600 largas.

Deja tu opinión