Tras escalada violenta

Acapulco, Gro.- Las tres secciones de la colonia Jardín, al poniente de Acapulco, parecen pueblo fantasma. El miedo, la ansiedad y la zozobra ya hicieron presa de los colonos los cuales están encerrados en sus casas.

Tras el enfrentamiento y persecución, tres hombres fueron detenidos con armas largas y cortas. Son presuntos integrantes del Cartel Independiente de Acapulco (CIDA), quienes mantienen una feroz disputa por el control de las tres secciones de la colonia Jardín en Acapulco.

A las 12 escuelas que cerraron este viernes se han sumado mercados, farmacias, centros de salud, tiendas, vulcanizadoras, tortillerías, minisúper, carnicerías y los vecinos que ya no salen a la calle.

Desde la ventana de sus casas, los habitantes apenas y se asoman, miran pasar a militares a bordo de sus vehículos hummer en las principales vialidades, quienes también revisan los pocos taxis que circulan.

También hacen recorridos los elementos del “Grupo Centauro”, una fuerza de élite de la Secretaría de Seguridad Pública, que desde hace tres días se ha enfrentado y perseguido a civiles armados, en las tres secciones de la colonia Jardín tanto en Mangos, como Azteca y Palmas.

En la sección Palmas, doña Ely, una señora de aproximadamente 65 años de edad, casi al bordo del llanto clama a las autoridades municipales, estatales y federales que manden vigilancia y resguardo, pues los negocios cierran muy temprano y otros de plano ya no abren.

“Si tenemos mucho miedo, (esto es) demasiado. Esto está muy feo, no podemos salir. No podemos hacer nada.

“Después se suspendió el servicio de Jardín Mangos, Azteca, Colorines, Membrillo, nomás hay urbanos, hay para el Pedregoso nada más, para acá no hay ningún servicio, desde que fue la balacera en la terminal de los urbanos, que quemaron dos urbanos y al otro día amanecieron quemados, y un muchacho muerto y ya no tenemos ese servicio”, dijo apesadumbrada la mujer.

Deja tu opinión