“Veracruzanos intentaban vender sus muebles en Guerrero”

Chilpancingo, Gro.- El 25 de enero, fue el último día en que se tuvo información de cinco artesanos provenientes de Coxolitla de Arriba, comunidad del municipio de Acultzingo Veracruz, los hombres indígenas salieron de su hogar hasta el municipio de Chilapa de Álvarez en Guerrero, donde se les vio por última vez a bordo de una camioneta de redilas cargada muebles de madera.  

El vehículo fue localizado por la Fiscalía General, intacto y con la carga en su interior, pero no sus ocupantes, desde el estado vecino los familiares de las victimas realizaron un llamado al gobernador Héctor Astudillo Flores para implementar todas las acciones posibles, y lograr con ello su localización con vida, ya que se trataba de gente humilde y trabajadora, que al igual que mucho salió de su hogar a buscar el sustento económico.

Coxolitla es una comunidad indígena del estado de Veracruz, con aproximadamente 400 habitantes, el 100% son indígenas y hablan dialéctico, el 28,80% de la población mayor de 12 años labora en algún oficio y cerca del 10 % de la población no habla español.

Después de tres días sin respuesta de los cinco veracruzanos, los familiares realizaron una denuncia en redes sociales y medios locales, ya que constantemente realizaron llamadas a las víctimas, pero ninguna con éxito, fue entonces que difundieron sus fotos por redes sociales, esperando con ello facilitar su localización.

7 cuerpos en bolsas negras no identificados en Chilapa

La mañana martes 30 de enero (cinco días después de que se reportara la desaparición de los artesanos), fueron localizadas 15 bolsas negras con restos humanos en el municipio de Chilapa de Álvarez, en el interior se encontraban los restos de siete personas diferentes entré ellas una mujer.

El hallazgo fue reportado a las autoridades estatales, alrededor de las 09:00 horas, los cuerpos se encontraban abandonados a la orilla de un río “Los Ajoloteros” envueltos en bolsas de plástico, en la colonia los Maestros, de la comunidad del Texcan.

Al lugar acudieron elementos de la policía del estado y peritos de la fiscalía general, que realizaron el levantamiento de los cuerpos, tras culminar las diligencias, se contabilizaron siete cabezas humanas y fragmentos de diferentes cuerpos, además de ropa de distintos sexos, mismos que fueron trasladados al Servicio Médico Forense (SEMEFO) de Chilpancingo.

Dónde se les realizarían las pruebas correspondientes de ADN, además de que se inició la carpeta de investigación 12040190200031300118 por el delito de homicidio en la Fiscalía local, quien, a través del Vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, dio a conocer que las primeras investigaciones colocaban a las siete víctimas como miembros del crimen organizado.

Y que su asesinato fue resultado de la disputa del control de territorio que mantienen los grupos del crimen organizado de “Los Rojos” y “Los ardillos”.

Identifican a artesanos por fotos de cabezas filtradas en redes sociales

La noche del 30 de enero, horas después del hallazgo de los cuerpos, fueron filtradas en redes sociales, dos fotografías de las 7 cabezas que se encontraban dentro de las bolsas negras, dichas graficas llegaron hasta la comunidad de Coxolitla, donde los familiares reconocieron a sus desaparecidos, por lo que hicieron el viaje hasta la capital del estado de Guerrero.

El viernes 2 de febrero nueve familiares de los artesanos Veracruzanos, acudieron a fiscalía de Chilpancingo a reconocer y reclamar los cuerpos de las víctimas.

Desde las 9:00 horas comenzaron a realizar los trámites de ley, para que les fueran entregados los cuerpos, personal de la fiscalía les aseguró que el proceso de entrega podría demorar hasta 30 días, ya que aún no se les realizaban las pruebas necesarias de ADN, a lo que respondieron que ellos los trasladaría en las condiciones que estuvieran, ya que deseaban darles cristiana sepultura.

Por su parte el fiscal de Guerrero Javier Olea Peláez en rueda de prensa en el puerto de Acapulco, aseguró que las 5 víctimas fueron asesinadas y descuartizadas por el grupo delictivo de los “Ardillos” que opera en el referido municipio de la zona centro, esto en base a las primeras investigaciones que se han realizado por la fiscalía, dónde se ubicó que los artesanos llegaron a una carpintería y fueron confundidos con rivales del grupo criminal.

Durante varias horas, los nueve pobladores de Coxolitla permanecieron dentro de la fiscalía, realizando tramites en distintas oficinas, esto luego de que por la mañana el Olea Peláez sostuviera una reunión con ellos y asegurara darles las facilidades necesarias, para entregar los cuerpos.

La mañana de sábado 3 de febrero lo cuerpos arribaron hasta su comunidad de origen, donde fueron recibidos por los pobladores y velados, posteriormente el domingo fueron sepultados.

Deja tu opinión