La ex comandante de la CRAC confirma que contenderá por el Senado

“No estoy traicionando a nadie”, sostuvo Nestora Salgado García, ex comandante de la Policía Comunitaria de Olinalá ante un grupo de militantes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) del estado de Guerrero, quienes se encontraron con ella en la Ciudad de México.

El encuentro se desarrolló en el parque Frida, lugar en el que una delegación de militantes de Morena-Guerrero fue convocada por su dirigente nacional, Yeidkol Polensky.

En el encuentro, la ex dirigente del movimiento de autodefensa que expulsó al crimen organizado de parte importante de la región Montaña, dijo a sus seguidores que estaba un poco apenada con las organizaciones que la acompañaron durante la lucha por obtener su libertad, luego de que fuera encarcelada por el delito de secuestro agravado.

“Yo de cierta manera me sentía apenada, porque para muchos, muchos me vieron como una traicionera, como alguien que traiciona al pueblo para irse a la política”, señaló de primera instancia.

Luego destacó: “Pero yo no soy una persona de política, yo vengo como todos ustedes de familia muy humilde, verdaderamente sé lo que es la pobreza, sé lo que es el hecho de que nos vean con muy poco valor y es por eso que me atreví a aceptar”.

Reconoció  que temía enfrentarse a los cuestionamientos que de manera inevitable harían quienes desde la disidencia han planteado reiteradamente que no quieren nada con los partidos políticos, sin embargo, al final decidió sumarse a proyecto que impulsa Andrés Manuel López Obrador.

“Mi temor era enfrentarme a eso, que a mi me llamaran traicionera, que me acusaran de traicionar al pueblo, a la gente que lucha”, insistió.

Luego vino un planteamiento para quienes han criticado su determinación de participar como candidata del Morena al Senado de la República: “Yo quiero decirles que no lo vean de esa manera; no estoy traicionando a nadie, no traiciono al movimiento social ni a la lucha del pueblo, por el contrario, el esfuerzo es por ellos”.

Nestora fue comandante de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) en Olinalá hasta mayo del 2014, cuando fue detenida por elementos de la Marina Armada de México la detuvo como presunta responsable de varios delitos, entre ellos secuestro agravado.

El 26 de agosto de ese año, el promotor de la CRAC en Tixtla, Gonzalo Molina González encabezó una manifestación en el ayuntamiento de Tixtla para exigir la liberación de Salgado García dicha protesta derivó en un enfrentamiento que estuvo a punto de desencadenar una balacera, pues comunitarios y policías preventivos se encañonaron y parapetaron en plena plaza pública.

Por es hecho Gonzalo Molina fue acusado de terrorismo, robo y lesiones.

Desde la prisión, Molina González consideró al hecho de que Nestora aceptara la postulación por Morena como un acto de traición al movimiento que la respaldó para alcanzar su libertad.

 

Deja tu opinión