El director de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado para Chilpancingo (CAPACH), Noé Samuel Pérez Santiago anticipó que a la capital del estado le espera una temporada de estiaje severa, pues desde ahora, el sistema de abastecimiento de Omiltemi se encuentra operando al mínimo de su capacidad.

Pérez Santiago comentó que recientemente tuvo la oportunidad de subir al parque ecológico de Omiltemi para observar de primera mano el estado que guardan los manantiales que abastecen a la capital, lo que encontró dijo que fue desalentador.

“Están prácticamente secos, está muy complicado y opera con solo 50 litros de agua por segundo entrando a la ciudad, mucho menos de lo que se requiere para garantizar el suministro”, anotó.

El funcionario dijo que los más afectados serán los habitantes de 120 colonias ubicadas en el lado poniente de la ciudad, en donde se concentra alrededor de la tercera parte de la población general.

Chilpancingo tiene un promedio de 300 mil habitantes, el segmento que ya enfrenta escasez de agua en la presente temporada de estiaje, de acuerdo con el director de CAPACH es de 100 mil.

Del sistema de Acahuizotla, dijo que todavía se recibe un promedio de 140 litros por segundo, lo que representa una cantidad que permite garantizar el suministro por medio del tandeo.

Respecto al tiempo en que prevalecerá la escasez de agua en la ciudad, el director de la CAPACH anotó: “el estiaje va a durar hasta que comience a llover; eso solamente Dios lo sabe”.

Y remató: “la naturaleza no tiene palabra”.

Al sistema de Omiltemi se le apoya con lo poco que se puede obtener en El Retaje, que representa 40 litros por segundo, lo que tampoco representa un gran incremento respecto a lo que se tiene actualmente.

Deja tu opinión