Tras ataque a balazos en Ciudad Altamirano

El secretario de Desarrollo Económico del Gobierno de Guerrero, Álvaro Burgos Barrera anticipó que buscará la manera de apoyar a la empresa Coca-Cola en la región de la Tierra Caliente, para evitar que la inseguridad pública provoque la pérdida de los empleos que sus ventas generan.

Burgos Barrera comentó que luego del ataque a balazos registrado la mañana del miércoles 21 de marzo, que dejó el saldo de un trabajador herido, el gobierno estatal a través de Desarrollo Económico decidió buscar el contacto con los representantes de la empresa trasnacional en la Tierra Caliente.

De entrada, dijo que se pretende dar seguimiento a las acciones que ya se han emprendido, además de otorgar todo el respaldo que la compañía necesita.

Hasta el momento, dijo que la empresa no ha buscado el contacto con los funcionarios del gobierno de Guerrero, sin embargo, ya se ha tomado nota de los problemas que enfrentan, principalmente en materia de inseguridad.

“Vamos a entablar una comunicación con ellos”, indicó el funcionario.

Explicó que el interés de la administración estatal es generar las condiciones para que no se vayan a cerrar las instalaciones de Coca-Cola en Ciudad Altamirano, pues se sabe que de manera inicial representa un mínimo de cien empleos directos.

Negó que la administración estatal minimice el problema que se enfrenta en la región, prueba de ello es que se han realizado algunos esfuerzos en materia de seguridad pública en Altamirano y sus alrededores.

Sin embargo, destacó que la inseguridad es un problema global, que si bien tiene efectos negativos en Guerrero también se ha manifestado en todo el país.

 

Deja tu opinión