Durante dos días, maestros de secundarias técnicas y padres de familia de municipios como Acatepec, Atlixtac y Zapotitlán Tablas mantuvieron cerrada la carretera federal Chilpancingo-Tlapa, a la altura de Tlatlauquitepec.    

El cierre de la carretera comenzó alrededor de las 09:00 horas del martes 20 de marzo, pero pasadas las 19:00 del miércoles no se tenían resultados de los acercamientos con la Secretaría de Educación Guerrero (SEG).

Por el cierre de vialidad, cientos de automovilistas permanecen varados en la carretera, a la espera de que los manifestantes alcancen acuerdos con las autoridades.

Aunque durante la jornada del martes y la mañana del miércoles hubo usuarios de la carretera que se acercaron a los dirigentes del magisterio para pedir que la circulación se abriera aunque sea de manera intermitente, la respuesta que obtuvieron fue completamente negativa.

Los manifestantes pertenecen a la zona escolar 16, integrada por al menos 20 secundarias técnicas y reclaman

el pago de 360 horas devengadas frente a grupo

Además de los automovilistas varados, la acción tiene sin clases a por lo menos 5 mil estudiantes de secundaria en la Montaña baja del estado.

La situación se recrudeció porque la mañana del miércoles maestros y padres de familia de Hueycantenango cerraron la misma carretera, aunque a la altura de Chilapa de Alvarez.

La tarde del martes, el titular de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), José Luis González de la Vega Otero manifestó que lo que piden quienes encabezan los bloqueos está completamente fuera de la ley.

En el caso de Chilapa, indicó que el líder es un profesor que exige que se le otorgue el nombramiento de supervisor, de lo contrario amaga con mantener los bloqueos a la carretera.

De la Vega sostiene que no cederá a ese tipo de presiones porque implica romper la ley.

“Lo cierto es que tenemos ocho regiones, un millón 200 mil alumnos en 12 mil 400 escuelas, en ellas el 99.1 está en clases, nosotros no vamos a torcer la ley”, anotó el funcionario.

Deja tu opinión