La Cámara Nacional de Comercio (Canaco) delegación Chilpancingo urgió al gobierno municipal la certificación de la Policía Preventiva, para que regrese a las calles a combatir la escalada de violencia y delincuencia común que azotan a los capitalinos.

El presidente de la Canaco-Chilpancingo, Víctor Manuel Ortega Corona, confirmó que el sector empresarial nuevamente es víctima de amenazas y extorsión de los grupos delictivos.

«Desafortunadamente hemos vuelto a resentir los impactos de la inseguridad en el sector económico. Tenemos los reportes de algunos compañeros que han recibido cartulinas en las que les exigen diferentes cantidades de dinero para que no sean rafagueados ellos, sus trabajadores ni su patrimonio», comentó en entrevista.

Indicó que los integrantes de la Canaco se reunieron el lunes con el alcalde capitalino Jesús Tejeda Vargas, para dar seguimiento a las amenazas e intentos de extorsión.

En el encuentro con el alcalde también le informaron sobre el incremento de delitos del orden común que han sufrido los agremiados de la Canaco.

Ortega Corona afirmó que la escalada delictiva surgió tras el acuartelamiento de la Policía Preventiva desde el mes de enero, cuando la Fiscalía General del Estado inició una investigación por la desaparición y posterior asesinato de tres jóvenes, presuntamente cometido por los uniformados. 

Desde entonces, las policías Estatal y Federal han asumido las labores de seguridad en la capital. Sin embargo, los empresarios advierten que no es suficiente para garantizar la prevención de delitos. 

«Ante la ausencia de la policía municipal, es evidente que quedamos desprotegidos. Sabemos del apoyo que la policia del Estado y la Policía Federal están dando a la capital, pero también sabemos y somos conscientes de que no es su función y que no tienen la cantidad suficiente de elementos para hacerlo», anotó. 

Por ello, insistió en la necesidad de que la Fiscalía General del Estado concluya lo antes posible con la investigación que desarrolla para determinar si hay elementos de la Policía Preventiva involucrados en la desaparición y asesinato de los jóvenes y de ser así, determine quienes son.

«Nosotros estamos conscientes que ante la revisión de todos los elementos de la policía municipal, habrá de surgir algun elemento que pueda no estar apto o certificado, pero también estamos conscientes que no es toda la corporación», expuso. 

Por tal motivo, insistió en la necesidad de acelerar la investigación, ya que la Policía Preventiva lleva tres meses acuartelada y hace falta en las calles. 

Mientras tanto, indicó que la Canaco ha exhortado a sus agremiados a «extremar precauciones, estar muy atentos y comunicar de inmediato» cualquier amenaza o agresión de los grupos delictivos. 

«Nosotros siempre hemos estado dispuestos a contribuir (…), por ejemplo con la instalación de cámaras de videos, el que los negocios cierren temprano, que los dueños permanezcan el menor tiempo en sus comercios y algunas otras actividades, por supuesto cuidarse, los bolsos, el dinero, los vehículos, las rutas para sus hogares y algunas otras medidas con las que podamos disminuir la tentación a ser victimas», puntualizó.

El dirigente de la Canaco-Chilpancingo, Víctor Manuel Ortega Corona, también opinó sobre la reciente salida de la empresa Coca Cola de la region Tierra Caliente. 

«Definitivamente la salida de esta empresa marca un mal precedente. Estas empresas generan empleos, riqueza y bienestar. No es lo adecuado y es un mal mensaje», anotó.

Indicó que en Chilpancingo han ocurrido hechos similares, aunque con empresas pequeñas. 

«Son empresas pequeñas, ha habido mucha migración, cierre de establecimientos debido a la inseguridad», apuntó. 

La estadística de junio de 2016 a diciembre de 2017 es de 84 negocios afiliados a la Canaco que cerraron a causa de la violencia e inseguridad.

Deja tu opinión