Son 80 integrantes de la Tercera Caravana Internacional de Búsqueda

Integrantes de la Tercera Caravana Internacional de Búsqueda con vida de Personas Desaparecidas, solicitaron al gobierno de Guerrero que este lunes les facilite el acceso a las instalaciones del Centro de Readaptación Social de Chilpancingo (Cereso) y al Servicio Médico Forense (Semefo), donde esperan encontrar indicios de algunos de sus seres queridos.

En la plaza central Primer Congreso de Anáhuac, lugar en el que se desarrolló una misa en memoria de los desaparecidos que reivindican más de 80 familiares que integra la caravana, los participantes reprocharon que la jornada del sábado 10 de marzo, la Secretaría de Salud (Ssa) no dio las facilidades que necesitaban ara buscar en las instalaciones del Hospital General Raymundo Abarca Alarcón.

Lo anterior, pese que desde febrero habían dado a conocer su interés de acceder al área de archivo del nosocomio de referencia, el más importante de la región centro de la entidad.

“Lo que esperábamos era que nos permitieran acceder a los archivos para revisar tarjetas, oficios y reportes sobre traslados de personas que llegan solicitando una curación, principalmente al área de urgencias”, señaló Lamberto Castro de la Cruz, uno de los participantes de la caravana de búsqueda.

Sin embargo, destacó que lo que se encontraron fue un trato indigno, prepotente, lo que va en contra del trato adecuado que debe haber hacia las víctimas de los delitos.

Para este lunes, dijeron que pretenden ingresar a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) y el área de Servicio Periciales de la Fiscalía General del Estado (FGE), porque tienen la certeza de que ahí van a encontrar información importarte sobre sus seres queridos.    

También solicitaron que haya disposición por parte del general Pedro Almazán Cervantes, titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), con la intención de que les permitan ingresar al área de archivo del penal capitalino.

Ahí les piden una relación de 15 personas para facilitarles el acceso, pero los integrantes de la caravana refieren que son 80 los familiares que buscan datos que les permita ubicar algún rastro de sus seres queridos.

Dijeron que se necesita acceder al archivo fotográfico de la población carcelaria, porque hay muchas ocasiones en que los jóvenes obligados a delinquir se cambian de nombre para evitar que se conozca su verdadera identidad.

Pidieron que el titular de la Comisión de Derechos Humanos de Estado de Guerrero (CDHEG), Ramón Navarrete Magdaleno se acerque a la caravana, ya que hasta el momento solo les ha dado un acompañamiento telefónico.

Deja tu opinión