La vida de María de los Ángeles Pineda Villa está ligada al número 43. En 43 días pasó del reconocimiento al repudio social, del poder a la miseria, del gobierno a la prisión, del cielo al infierno.

El 22 de septiembre de 2014 fue galardonada por el Global Quality Gold, en la categoría Élite, como la presidenta DIF del año.

43 días después, un 04 de noviembre, fue aprehendida junto a su esposo, el ex alcalde de Iguala José Luis Abarca Velázquez, tras permanecer prófugos de la justicia.

Al matrimonio Abarca-Pineda (bautizado por los medios como La pareja imperial) lo acusaron de un crimen que marcaría los horrores de la historia reciente mexicana: dos ataques armados perpetrados presuntamente por policías municipales y sicarios contra estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, que dejaron un saldo de seis muertos y 43 desaparecidos.

Y así, el 43 se impuso.

Hoy, a punto de cumplirse 43 meses de la masacre, la hija de los Abarca-Pineda sostiene su inocencia.

Hace poco más de tres años, sin querer, Yazareth Liz Abarca Pineda reveló la ubicación del domicilio en el que se escondían sus padres, una casa en obra negra en Iztapalapa.

La joven subió un video a su cuenta de Facebook en el que emulaba una escena de la película El mundo según Wayne, pues cantaba una canción de Queen mientras su compañero conducía.

Ese breve video mostró algunos detalles y aspectos de la vía pública que, aunque eran mínimos, les permitieron a las autoridades ubicar la zona en que fue grabado. Después solo hicieron falta algunas labore de inteligencia para dar con el domicilio exacto.

A pesar de ese tropiezo que hizo fracasar la huida de los Abarca-Pineda, la joven sigue utilizando las redes sociales. Ahora, su cuenta de Facebook es una plataforma desde la que sostiene, a través de varias publicaciones, la inocencia de sus padres.

Apenas el miércoles 14 de marzo, la hija de La pareja imperial compartió en su cuenta la fotografía de un recorte de periódico.

“María de los Ángeles, considerara presidenta DIF del año 2014”, se lee en el encabezado de la nota, la cual está ilustrada con una fotografía de la entonces primera dama de Iguala.

Se trata de un boletín difundido el 08 de septiembre de 2014 por la dirección de Comunicación Social del ayuntamiento igualteco. En él se informa que María de los Ángeles Pineda Villa sería galardonada con el Global Quality Gold (GQG), en la categoría Élite, por ser considerada la mejor presidenta DIF del año.

En el boletín se destaca que el GQG se fijó en la trayectoria, trascendencia, influencias y proyección de la entonces primera dama de Iguala, quien demostró su “capacidad de gestión y labor social en beneficio de las familias igualtecas y sectores vulnerables”.

Para entones habían transcurrido dos años del gobierno perredista de José Luis Abarca y según indica el boletín, Pineda Villa había implementado una serie de programas, proyectos productivos, talleres de autoempleo, brigadas de asistencia social, mejoramiento de vivienda, rehabilitación de canchas, consultas médicas, Circo-DIF, donación de medicamento y una actividad denominadaEl tren de los valores.

El comunicado también destacaba la gestión realizada por Pineda Villa ante autoridades estatales y federales, así como ante instituciones, fundaciones y empresas locales, lo que permitió la remodelación y construcción de escuelas y parques, además de la donación de asfalto para la rehabilitación de vialidades, donación de zapatos para niños de colonias marginadas, juegos infantiles, pintura y equipamiento para canchas.

La gala del evento en el que María de los Ángeles Pineda Villa fue premiada por el Global Quality Gold se realizó la noche del lunes 22 de septiembre de 2014 en la Ciudad de México.

Cuatro días después ocurrió la masacre de Ayotzinapa de la que ella y su esposo fueron responsabilizados como autores intelectuales.

Horas antes, ella había presentado su segundo informe de labores. Era noche de fiesta. Mientras ellos bailaban, a unos kilómetros ocurría la masacre. Su esposo, José Luis Abarca, afirmó que no estuvo enterado.

Con la fotografía del recorte de periódico, Yazareth Liz Abarca Pineda publicó el siguiente mensaje: “Mamá, un día se hará verdadera justicia y ya nadie mentirá más”.

En la publicación etiquetó la cuenta de Facebook de su madre –Ángeles Pineda de Abarca- en la cual varios ciudadanos de Iguala publican mensajes de apoyo de manera constante, a pesar de que la ex presidenta del DIF lleva más de tres años en prisión y no puede leerlos.

De vez en cuando, Yazareth publica mensajes y reflexiones sobre la inocencia de sus padres.

El 04 de octubre de 2017, casi a la medianoche, publicó lo siguiente: “Mis papás jamás le harían daño a nadie, querían ayudar a la ciudad, a sus ciudadanos, a nuestro estado y a nuestro país. Se dijeron tantas mentiras, tantas cosas horribles de dos personas que dieron cada día de su vida para formar una familia íntegra, con trabajo recto y honrado que aún sigue de pie porque no tiene nada ilícito, que decidieron sin dudarlo ser gobernantes para que pudiéramos tener una ciudad reconocida nacionalmente, con gente económicamente independiente y libre”.

En la misma publicación agrega lo siguiente: “Mi dolor, el de mis hermanos y el de mis familiares es muy grande, mucho más cuando vemos a mis padres desmejorados, con lágrimas de dolor por atravesar una batalla a la que no se le ve fin. Estoy cansada de esta injusticia, estoy cansada de buscarle explicación a que de la nada me hayan arrebatado a mi familia de esa forma”.

Por último, afirma: “Mis papás son inocentes, hay pruebas… TODOS LO SABEN”.

Su publicación alcanzó casi 700 likes de habitantes de Iguala que respaldan la inocencia del matrimonio Abarca-Pineda.

En la portada de su Facebook, la hija de José Luis Abarca Velázquez y María de los Ángeles Pineda Villa colocó una imagen con una frase bíblica: “Sé paciente en las aflicciones, porque tendrás muchas; pero sopórtales, pues he aquí, estoy contigo hasta el fin de tus días”.

A 43 meses del Caso Ayotzinapa, Yazareth insiste en que sus padres son inocentes.

Deja tu opinión