Marchan en la Costera Miguel Alemán 

Acapulco, Gro.- Más de 300 personas, entre padres, madres y hermanos buscan a sus seres queridos y realizaron una marcha en Acapulco. Algunos de sus desaparecidos, tienen hasta 20 años y otros son más recientes.

Las búsquedas han sido en cárceles, instalaciones del Servicio Médico Forense (SEMEFO), así como en municipios de los estados de Querétaro, Morelos, Zacatecas, Durango y ahora Guerrero.

Reprochan a autoridades de Guerrero las condiciones en que se encuentran instalaciones del SEMEFO y la falta de reactivos para realizar las muestras y con ello la búsqueda de sus seres queridos.

“Hacemos un llamado al gobierno que hagan los reactivos para buscar a nuestros hijos. Hay 751 cuerpos y no hay reactivos para la confronta (de muestras de ADN), eso parece un rastro, es un asco, que nos ayuden a encontrar a nuestros hijos” clamó al término de la misa, María Asunción Estrada Flores.

Una mujer caminaba con el retrato de su hermano Feliz Alberto Olea, desaparecido desde el mes de noviembre del 2013, hace más de cuatro años de la unidad habitacional Infonavit El Coloso.

Su hermana, Carolina Sotelo Olea, dice que Félix Alberto Olea, tendió su ropa porque ya se iba a trabajar, salió de su casa y nunca más volvió.

“Se desapareció de la zona del Coloso, desde entonces no sabemos nada de él. Desapareció como si se lo hubiera tragado la tierra. Ya no lo volvimos a ver nunca”, dice mientras avanza en la marcha, en la costera Miguel Alemán, sumada a la Asociación “Familias de Acapulco en Busca de sus Desaparecidos”, que lidera María Emma Mora Liberato.

“Lo hemos buscado con pancartas, flyer, incluso hasta una recompensa ofreciemos, pero no lo encontramos.

“A mi hermano se lo llevó la delincuencia que hay en Acapulco, desapareció, pero no sé por qué. Eso pasa diario aquí en Acapulco. Nosotros nos salimos de aquí (del Infonavit El Coloso) pero regresamos a buscarlo, porque también tengo un primo desaparecido”, dice Carolina Sotelo, mientras avanza.

Otro caso lo constituye el de David Vázquez Roldan, quien dice que tiene a un hijo que está desaparecidos. Está integrado a un colectivo que hace un año empezamos con cuatro familia.

“Ahorita ya somos 90 personas que estamos tratado de buscar a nuestros hijos, hemos ido a varios lugares, al (Parque Nacional) El Veladero, al SEMEFO, a los Penales, buscándolos vivos o muertos y no hemos tenido esa dicha.

“Seguiremos insistiendo, ahora sí que nosotros quisiéramos encontrarlos vivos, pero si más no se puede, aunque sean muertos pero que aparezcan. Seguiremos hasta morir, dice y recuerda que su hijo era agente de la Policía Investigadora Ministerial, comisionado con Gregorio Apreza Herrera, director del Registro Público, estando por llegar a su casa lo levantaron un 12 de marzo del 2016, ahorita estaría cumpliendo dos años desde entonces”, recuerda.

Antes el párroco, Jesús Mendoza Zaragoza, ofició una misa en la Capilla Adoración Perpetua, ahí llamó al gobierno  estatal para que haya más voluntad y sensibilidad para apoyar a las familias de los desaparecidos.

Deja tu opinión