Poco después de las 04:00 horas del jueves, Dayana Sánchez García, la segunda colombiana que viajaba en el Ferrari Spider que se incendió en la Autopista del Sol, murió en el hospital general Raymundo Abarca Alarcón, en Chilpancingo.

Dayana tenía 22 años de edad, viajaba en dicha unidad junto con su compatriota Tatiana Guzmán García de 25 en el vehículo de lujo que se volcó sobre los carriles sur norte de la Autopista del Sol, cerca del puente Solidaridad, a la altura de la comunidad de Mezcala.

De acuerdo con un reporte de la Policía Federal (PF), la unida era manejada a 230 kilómetros por horas, el límite permitido en dicha vialidad es de 110.

Por la velocidad a que era manejado, el auto volcó, saltó hacia los carriles contrarios, impactó un autobús de pasajeros y se incendió.

Las dos mujeres, de acuerdo con la Secretaría de Salud presentaban quemaduras de tercer grado en el 90 por ciento de sus cuerpos, Tatiana murió la madrugada del martes, casi 24 horas después le siguió Dayana.

El miércoles por la tarde, el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Javier Olea Peláez confirmó que el Ferrari era seguido por un auto escolta, en el que fue trasladado un hombre del que se desconoce la identidad, pero que conducía la unidad accidentada.

La FGE investiga quien es el conductor, por que dejaron a las mujeres abandonadas y el lugar al que llegó el BMW luego del accidente, probablemente la Ciudad de México o el estado de Morelos.

Las autoridades de Guerrero esperaban la llegada de familiares de Tatiana entre la noche del miércoles y la mañana del jueves.

Deja tu opinión