Luego de 15 días sin respuesta de la Comisión estatal de Derechos Humanos, policías estatales despedidos denuncian omisión por parte de Ramón Navarrete Magdaleno ante un oficio entregado a su oficina para solicitar su intervención para lograr un acercamiento entre los elementos de seguridad y el gobernador Héctor Astudillo Flores.

En rueda de prensa en el exterior de las instalaciones de CODDEHUM los elementos de seguridad denunciaron la falta de atención de parte del Ombudsman Guerrerense a la problemática que afecta a 120 elementos despedidos injustificadamente.

En el documento que fue entregado en fechas pasadas se realiza una solicitud de intervención de Navarrete Magdaleno para que se realice un acercamiento con el gobernador y poder entregarle su pliego petitorio, en el que se solicita reinstalación inmediata de los elementos despedidos, pago de 20 meses de salarios y viáticos, además de la homologación de salarios.

De no ser atendido el oficio, los elementos de seguridad pública advirtieron que tomarán las instalaciones de la Comisión de Derechos Humanos a manera de protesta para exigir sean respetados sus derechos humanos, ya que detallan puede existir la posibilidad de que el gobernador desconozca las anomalías que se registraron en el despido de los Policías.

Deja tu opinión