No hay recursos para personal especializado, indica el actual titular del área

El ex secretario de Salud del Gobierno estatal, Lázaro Mazón Alonso sostuvo que durante el gobierno de Ángel Aguirre Rivero sí funcionaba el área para quemados en el Hospital General Raymundo Abarca Alarcón, cuyo equipo fue aportado por la fundación Michou y Mau.

Vía telefónica, Mazón Alonso declinó aportar detalles respecto al área de referencia, pero recordó en marzo de 2012, cuando Aguirre Rivero era gobernador y él se desempeñaba como titular de la Secretaría de Salud (Ssa), se logró la inauguración de las entonces nuevas instalaciones del Hospital General de Chilpancingo.

La obra había quedado inconclusa por el primer gobierno estatal no emanado del PRI, que encabezó Carlos Zeferino Torreblanca Galindo.

Al inaugurarse la obra, con instalaciones más ampliaciones que la anterior sede, uno de los puntos adicionales que se le destacaron fue la existencia de un área especializada para la atención a víctimas de quemaduras graves.

El martes 6 de febrero, el actual titular de la Secretaría de Salud, Carlos de la Peña Pintos sostuvo que en realidad el área especializada nunca funcionó, pese a que se cuenta con camillas, equipos, monitores y quirófano.

La causa por la que dicha zona no se mantiene en actividad, de acuerdo con el funcionario es básicamente la falta de planeación.

“En su momento no se incluyó, o no fue posible aportar el recurso necesario para el personal de enfermería y especialistas, entre ellos anestesiólogos que se requieren para atender ese tipo de pacientes”, anotó.

De la Peña Pintos sostiene que antes de considerar la posibilidad de activar el área especializada para víctimas de quemaduras graves, se debe hacer un diagnóstico del costo que implica el acondicionamiento del área y la compra del equipo.

El ex secretario de Salud señala que no tiene precisión sobre los costos, pero sí enfatiza que en su momento se contó con el respaldo de la fundación Michou y Mau, que facilitó el equipo que necesitaba la dependencia.

Por eso, cuando el hospital fue inaugurado por el ex presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, uno de los puntos que se resaltaron fue la existencia de un área especializada para la atención de víctimas de quemaduras.

Reconoce que dicha área nunca se utilizó, principalmente porque durante el tiempo en que se desempeñó como titular de la Ssa no se presentaron graves, como el ocurrido la noche del 26 de febrero contra las jóvenes colombianas Tatiana Guzmán García y Dayana Sánchez García.

MIchoy y Mau es una organización que se asume como no lucrativa,  que se encarga de dar atención a niños con quemaduras severas, además de que otorga el acompañamiento que requieren sus familias.

Deja tu opinión