La sociedad está perdiendo la capacidad de asombro

El presidente de la Comisión de Seguridad Pública del Congreso local, Ricardo Mejía Berdeja consideró urgente impulsar acciones que visibilicen la violencia hacia las mujeres en el estado de Guerrero.

En el marco del día conocido como Día Naranja, fecha que se establece desde la Organización de las Naciones Unidas (ONU) la necesidad de poner en marcha una campaña que movilice a la opinión pública y los tres niveles de gobierno para emprender acciones concretas, con el fin de promover y fomentar la cultura de la no violencia hacia las mujeres.

Mejía Berdeja reconoció que solo en el mes de Guerrero, el estado de Guerrero registró de manera oficial 25 casos de feminicidio, la mayoría de ellos cometidos con violencia y pese a las agravantes, casi todos permanecen en la impunidad.

El legislador local sostuvo que visibilizar el problema forma parte de la solución.

Por esa razón manifestó que en la sesión que el pasado jueves sostuvo el Congreso local, el llevó a tribuna el caso de la telesecundaria ubicada en la zona conurbada de Acapulco, donde hombres armados irrumpieron en el centro escolar y cortaron el cabello a 20 alumnas y dos maestras.

El hecho, indicó que se registró en una de las colonias populares con mayores indicadores de marginación y pobreza que hay en el puerto de Acapulco.

«La violencia ha llegado a marcar a nuestro estado, hasta convertirse en un problema de salud pública, incluso un problema para el sistema educativo en Guerrero» sostuvo el coordinador de la fracción parlamentaria del Movimiento Ciudadano (MC).

Por diferentes aspectos, indicó que parece quela sociedad poco a poco está perdiendo su capacidad de sombro, situación que debe generar mucha preocupación.  

Para Mejía Berdeja, conmemorar cada día 25 de marzo resulta importante recordar que la violencia sigue siendo dirigida como violencia de género, laboral, psicológica, política contra las mujeres.

Sostuvo que son muchos los elementos que llevan a establecer la conclusión de que en Guerrero se vive en un clima de inseguridad y violencia contra las mujeres.

Deja tu opinión