Acapulco, Gro.- El gobernador, Héctor Astudillo Flores, sostuvo que el múltiple homicidio de los Policías Estatales, fue la “gota que derramó el vaso”, y dijo que se buscará a todos los implicados para que sean castigados.

Dijo que en la región de la Costa Grande, se han vivido una serie de delitos que van desde extorsiones, amenazas, secuestros, robo de vehículos y que la emboscada de los policías fue una muestra del atroz salvajismo que priva en quienes actúan fuera de la ley, dijo en referencia al grupo criminal.

“No tengo más que decirles que se está trabajando en una organización de toda la representación de toda la representación de todas las fuerzas armadas del país, en el caso de Zihuatanejo.

“Tengan la certeza de que hay el más alto interés del Grupo de Coordinación Guerrero, de que todas estas personas (integrantes del grupo criminal Guardia Guerrerense), que participado directa o indirectamente en los asesinatos, en este caso de los policías, y esa fue la gota que derramó el vaso”, dijo.

Entrevistado previo a la toma de Protesta de la nueva mesa directiva del Congreso Médico Estatal, en Acapulco, señaló que desea que vuelva a la normalidad la región de la Costa Grande del estado.

Astudillo Flores, remarcó que es importante que exista castigo a quienes han incurrido en delitos como extorsión, secuestro, amenazas, y robado vehículos, pero que también se encuentre a los responsable que asesinaron a los seis policías estatales en la zona serrana del estado.

En seguida mencionó que los agentes estatales todos los días se ponen su uniforme y salen a tratar de defender a la sociedad.

“Quienes los asesinaron no dan la cara, desde la obscuridad o desde el anonimato les quitaron la vida unos guerrerenses que tienen hijos, que tienen esposas, ojala todos lo razonemos así”, remató.

Deja tu opinión