Hay por lo menos cinco municipios del PRD con la policía desarmada

El coordinador de los 26 alcaldes perredistas de Guerrero, Pablo Higuera Fuentes consideró válido el llamado que el gobernador Héctor Astudillo Flores hizo a los municipios para que hagan lo que les corresponde frente a la delincuencia, pero sostuvo que hay varios ayuntamientos cuyo personal policíaco está desarmado.

Higuera Fuentes recordó que desde que asumió el mando del cabildo de Eduardo Neri, la policía preventiva municipal está desarmada, pese a que por lo menos 35 de sus elementos ya acreditaron los exámenes de control y confianza.

En esas condiciones, dijo que está en la disposición de responder positivamente al llamado del gobernador, en el sentido de que también las policías municipales hagan lo que les corresponde en la lucha contra la delincuencia.

Sin embargo, destacó que los buenos deseos se ven acotados de manera importante por la realidad.

“Nosotros hemos insistido en el hecho de que le regresen el armamento a los policías municipales, porque hay otros municipios igual que nosotros, como cuatro o cinco que tienen a sus policías desarmadas”, anotó.

Explicó que en lo que va de su administración, en Eduardo Neri es la Policía Federal (PF) la que tiene el control de los trabajos en materia de seguridad, pero hasta el momento no tiene certeza sobre lo que pasa, ya que lo que existe ahí es un convenio entre el estado y la federación.

“La verdad es que no sabemos si ese convenio está vigente, pues a veces entran, a veces están aquí y a veces no, pero como no hay coordinación con nosotros, pues no sabemos como está la situación”, anotó.

Dijo que Eduardo Neri tiene ya por lo menos 30 policías certificados, los que el día martes podrían recibir públicamente las constancias de su certificación, de tal suerte que siguen a la espera de que les sean restituidas las armas.

Los 30 elementos certificados, indicó que servirían de mucho para vigilar al menos la cabecera municipal.

Higuera Fuentes reconoció que durante las últimas semanas se intensificó el problema de la violencia en Eduardo Neri, ya que se han registrado varios homicidios, tanto en la cabecera municipal como en las comunidades, hasta el momento no han recibido el respaldo suficiente para inhibir la actuación de los delincuentes.

Explicó también que no se ha garantizado la existencia de recursos para liquidar a los elementos que no aprueben los exámenes de control y confianza, tampoco se garantiza la existencia de una bolsa de trabajo para incorporar a nuevos elementos.

Consideró importante que se instale una mesa de trabajo con el gobierno estatal, para efecto de diseñar una ruta de trabajo que permita que haya condiciones suficientes para responder al llamado del Ejecutivo local.

En el caso de las comunidades, dijo que cada comisario cuenta con policías rurales auxiliares, pero anotó que la mayoría de estos no tiene capacitación, equipo ni armamento suficiente para responder adecuadamente en trabajos de seguridad pública.

   

Deja tu opinión