El candidato del PRI al Senado de la República, Manuel Añorve Baños, se comprometió a defender el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) y a “detener los gasolinazos” en caso de ganar las elecciones.

Añorve Baños participó este jueves en un foro ciudadano en Chilpancingo, junto a su compañera de fórmula Gabriela Bernal Reséndiz.

Durante su exposición, el ex alcalde de Acapulco se comprometió a defender desde el Senado la construcción del NAIM.

La promesa de Añorve Baños deriva de la advertencia que hizo el candidato presidencial del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, de detener el proyecto.

López Obrador, quien es puntero en las encuestas, argumentó su determinación por considerar el proyecto “muy caro” y porque el terreno en el que se construye el NAIM “se hunde un metro por año al estar ubicado en el Lago de Texcoco”.

Sin embargo, el priísta Manuel Añorve Baños aseveró que los dichos del candidato del Morena “son pura demagogia barata”.

“La postura que vamos a dar desde el Senado de la República es defender el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Ya basta de demagogia. El NAIM representa casi dos millones de empleos directos e indirectos y una conectividad que merecen Acapulco y Zihuatanejo para el incremento del turismo, lo cual se traduce en empleo y derrama económica para miles de guerrerenses”, argumentó.

Añorve Baños señaló que a diferencia de López Obrador, el candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade Kuribreña, “no va a permitir que desaparezca el nuevo aeropuerto”.
Dijo que “está bien” que se revisen los contratos, ya que el PRI “no está defendiendo a los contratistas”.

Lo que no van a tolerar, insistió, es que se detenga un proyecto de infraestructura “que merece México”.

Durante el foro ciudadano, Añorve Baños también se comprometió a presentar ante el Senado una reforma a la Ley de Ingresos, para quitarle los impuestos a la gasolina y así detener el incremento de precios o “gasolinazos”.

“Vamos a terminar con el incremento de las gasolinas y para hacerlo no hay que echarse un chorizo mareador. Hay que quitarle los impuestos y con eso se baja el precio”, sentenció.

En su participación, el ex alcalde de Acapulco también se burló de las propuestas de campaña que Jaime Rodríguez Calderón, mejor conocido como El Bronco, presentó en el debate del domingo.

El candidato independiente a la Presidencia de la República propuso militarizar las escuelas y “mocharle la mano” a los ladrones, como medidas para combatir la inseguridad y violencia en el país.

“Yo estoy totalmente en contra de la postura del Bronco de que hay que militarizar las preparatorias. Con todo respeto, esas ocurrencias no van en la educación plural y de calidad que requerimos y necesitamos. De la mochada de manos ya ni digo”, expresó entre risas.

Para el candidato priísta, la única vía para terminar con la violencia y la inseguridad es “atacar las causas”.

Destacó que tanto él como su compañera de fórmula Gabriela Bernal están “haciendo propuestas para incidir en favor de la familia”, con el objetivo de empoderar a los jóvenes y ayudarlos a estudiar carreras universitarias y “cumplir sus sueños”.

Deja tu opinión