El tema de la inseguridad sí se atiende, sostiene Heriberto Huicochea 

El dirigente estatal del PRI, Heriberto Huicochea Vázquez consideró como “delicado” el hecho de que el obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza se reúna de manera recurrente con capos del crimen organizado y divulgue los acuerdos a los que arriba.

En las instalaciones del Instituto Electoral de Participación Ciudadana (IEPC), Huicochea Vázquez de primera instancia manifestó respeto hacia las declaraciones del jerarca de la iglesia católica.

Sin embargo, consideró importante anotar que siempre se debe actuar siempre con base a lo que establece la ley, para no promover de manera indirecta las actividades de los delincuentes como algo positivo.

“El hecho de que se esté haciendo referencia a que se tienen digamos ese tipo de comunicaciones, y ese tipo de tratamiento, pues la verdad me reservo lo que ahí pueda deducirse y solo ratifico que nosotros nos manejamos siempre con apego a la ley, no podemos estar fuera de ese marco”, destacó.

Para el dirigente del PRI, lo que hace el obispo Rangel Mendoza de manera recurrente, deja abierta la presunción de que se está incurriendo en otro tipo de temas.

Por eso indicó: “Yo creo que es delicado y esa parte le corresponderá a las autoridades hacer lo conducente, no puedo especular, hay que tener mucho cuidado en el manejo de lo que se dice, porque incluso se puede incurrir hasta en una responsabilidad”.

Recordó que las actuaciones de los ministros de culto están reguladas por la Secretaría de Gobernación, de tal suerte que hay instancias que pueden tomar nota del asunto.

Indicó que existe una estrategia que los tres niveles de gobierno mantienen a través del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG) para atender ese tipo de temas, razón por la que se debe apostar a la ruta institucional para resolver los problemas que afectan a la entidad.

 

Deja tu opinión