Es un renegado, le responde Aguirre Rivero

El ex gobernador de Guerrero, Carlos Zeferino Torreblanca Galindo reconoció que al actual Ejecutivo local, Héctor Astudillo Flores le tocó ejercer el poder en un momento muy complicado, en parte por lo que definió como “la administración irresponsable de Angel Aguirre Rivero”.

Vía telefónica, Torreblanca Galindo se asumió como amigo personal del actual gobernador del estado, al que dijo, si tuviera consejos que dar para que las cosas saliera mejor lo haría en privado, no a través de los medios.

Sin embargo, destacó que cada quien tiene su estilo y recordó que ambos tienen una formación distinta, por lo que agregó: “solo el que carga al niño sabe lo que pesa”.

Indicó: “Quizá las recetas de Zeferino Torreblanca no son las más adecuadas para hoy, en todo caso, lo que podemos es desear que al actual gobernador le vaya muy bien, que tenga la sapiencia y serenidad suficiente para hacer bien las cosas”.

Lo que si hizo fue defender los logros obtenidos durante su mandato, los cuales no tuvieron el seguimiento necesario cuando se generó el relevo en la administración estatal.

“La situación se quebró con un gobierno irresponsable de Ángel Aguirre Rivero; un gobierno que tuvo cinco secretarios de Seguridad Pública y que quiso desmantelar todo lo que hicimos para trabajar como en el pasado”, anotó.

Torreblanca refirió que durante el gobierno de Aguirre Rivero se reeditaron prácticas antiguas, cuando lo que Guerrero necesitaba era trabajar con una visión de futuro.

Le responde

Por la tarde, vía redes sociales el ex gobernador Aguirre Rivero respondió al planteamiento del también ex alcalde de Acapulco.

“El renegado de Zeferino Torreblanca dice que fui un irresponsable en materia de seguridad durante mi gestión. Que pronto se le olvidó su frase célebre –ni quiero, ni puedo- cuando se le cuestionó sobre el combate a la delincuencia organizada”, dijo en un primer momento.
Agregó: “Que recuerde en que condiciones recibí Acapulco y Guerrero al término de su gestión. La gente de mi estado lo sabe mejor”.

Posteriormente cuestionó el rol que Torreblanca juaga al candidatearse por la alcaldía de Acapulco cuando sabe que no tiene posibilidades de ganar, ya que de primera instancia se percibe que tiene la intención de dividir el voto de las izquierdas para favorecer al PRI.

Deja tu opinión