Autoridades ambientales tratan de mantenerlas a salvo   

Autoridades del ámbito de la ecología han detectado que al menos cien árboles de ornato, que forman parte de la infraestructura urbana de Chilpancingo están contaminado con una plaga muy agresiva, que ya propició el relevo de algunos ejemplares que no se pudieron rescatar.

Sergio Santana Eutimio, director de Ecología del ayuntamiento de Chilpancingo y Martha Bahena Betancourt, coordinadora estatal de Ecología de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) acudieron al llamado de un grupo de habitantes del andador Emiliano Zapata, ubicado en el centro de la ciudad.

Ahí coordinaron la sustracción de un árbol lluvia de oro, que fue acabado completamente por una plaga conocida como Trips, cuyo nivel de agresividad es tal, que no se contuvo pese al tratamiento aplicado con apoyo de la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

Lo poco que quedaba del árbol fue sustraído para en su lugar colocar un ejemplar de roble rosa.

A menos de 30 metros, otros ejemplar de lluvia de oro luce casi sin hojas, aunque los especialistas sostienen que ha reaccionado positivamente al plagicida que se le aplicó, por lo que hay esperanzas de que se recupere.

De acuerdo con Santana Eutimio, son más de cien los árboles ubicados en diferentes puntos de la ciudad que presentan afectaciones por el ataque de plaga, principalmente la especie Trips, sin embargo, las autoridades hacen lo necesario para evitar que se pierdan completamente.

Martha Bahena sostiene que para mantener vivas las especies que oxigenan la ciudad, es necesaria la participación de la población, que hasta el momento mantiene una actitud mayoritariamente indiferente ante el tema ambiental.

 

Deja tu opinión